2

Stranger Things estrenaba la pasada semana –por fin– su nueva temporada. Ocho episodios que nos llevan de nuevo a pueblo de Hawkins, Indiana, en 1985 y que suponen la tercera continuación de las aventuras de Mike (Finn Wolfhard), Will (Noah Schnapp), Eleven (Millie Bobby Brown), Dustin (Gaten Matarazzo), Lucas (Caleb McLaughlin) y Max (Nadie Sink). A pesar de las comprensibles dudas tras la segunda entrega, la serie de Netflix consigue elevar de nuevo el listón en la que es una de sus producciones originales más populares, consiguiendo de combinar de nuevo un cóctel de aventura y emoción que nos deja con un final especialmente intenso y, en cierto modo, devastador.

¿O no?

Aunque los nuevos episodios están llenos de matices y consiguen, como apuntaba, dejar con un buen sabor de boca que se va incrementando a lo largo de los minutos de metraje, con un notable crecimiento personal de casi todos los personajes que vuelve a enganchar al espectador de una forma que no consiguieron los de la anterior vez, el paladeo se torna amargo en los últimos compases con la muerte de Hopper. Si Bárbara (Shannon Purser), la amiga de Nancy (Natalia Dyer) que muere en la primera entrega, se merecía un destino mejor, está claro que lo mismo aplica para el huraño pero bonachón jefe de policía (David Harbour) y, por extensión, para Joyce (Winona Ryder).

Tras haber sufrido ciertos reveses emocionales en las anteriores temporadas y la reticencia inicial de Joyce en los primeros episodios de la presente, la pareja comenzaba a vislumbrar un futuro juntos en el octavo –y último– capítulo, cuando quedan de nuevo para cenar en Enzo’s mientras esperan a que Murray Bauman (Brett Gelman) –el conspiranoico amigo de Hopper, quien adquiere un mayor protagonismo en esta ocasión– complete su tarea de desestabilizar la máquina que se encontraba abriendo el portal al Upside Down. Todo termina, sin embargo, cuando el policía muere en la destrucción de dicho aparato ante los ojos de la propia Joyce, quien acciona las llaves para posibilitar la explosión.

Sin cuerpo no hay delito

Aunque el final parece indicar de manera clara que el destino de Hopper ha sido el peor de los imaginables, la clave reside precisamente en esta última palabra: tenemos que imaginarlo. Es así porque, a pesar de que los científicos rusos que se encuentran en la misma sala que Hopper en el momento de la explosión se desintegran ante los ojos del espectador, no hay ninguna evidencia que muestre que el jefe de policía también muere. Vemos que su cuerpo no está presente, cierto, pero eso no quiere decir que no pueda encontrarse en alguna otra parte.

Ahora bien, ¿dónde? Las teorías son múltiples, siendo la más evidente aquella que queda marcada en la escena poscréditos (si no las has visto, no sigas leyendo). En ella la imagen nos desplaza hasta la península de Kamchatka, Rusia, donde se encuentra una base militar. En su interior, dos soldados recorren un corredor. Uno de ellos se dirige hacia la puerta de lo que se entiende como una celda, dispuesto a abrirla, pero su compañero dice: “No. El americano no”, tras lo cual escogen a un preso ruso.

¿Quién es el americano? Tras no haber, como se mencionaba, visto ningún rastro de la muerte de Hopper, uno se inclina a pensar de manera irremediable que es él quien se encuentra preso en dicha celda tras sobrevivir a la explosión y haber sido capturado por los rusos. Por ser la opción más evidente, también es la menos probable, dado que los hermanos Duffer, creadores de la serie, no son ajenos a que esta conclusión será a la que lleguen la amplia mayoría de los espectadores.

Pero si no es Hopper, ¿quién es el americano preso? No hay muchas pistas sobre ello, pero algunos comienzan a apuntar ya hacia el doctor Brenner (Matthew Modine), el “padre” de Eleven en la primera temporada, quien dirigía el laboratorio de Hawkins y que en la segunda temporada supimos que no había muerto. Así las cosas –y dado el hecho de que los rusos tienen a un Demogorgon encerrado en la citada base militar–, el científico podría haber sido apresado para ayudarles de algún modo con lo concerniente al Upside Down.

Hopper no está muerto, ¿dónde está?

El asunto de no ver morir de manera efectiva a Hopper y su posible supervivencia se apuntala también con otros datos que tienen lugar en el último capítulo. El primero de ellos es la carta que este había escrito anteriormente, junto con Joyce, para pedir a Eleven y Mike y establecer una serie de normas de comportamiento cuando la pareja de adolescentes se encontrase en casa de este.

Dicho texto, cuyo contenido nunca fue transmitido a los jóvenes debido a la impulsividad y dificultad de comunicación del policía en situaciones sentimentales, es encontrado por Joyce en la chaqueta de este y entregado a Eleven, quien lo lee al tiempo que la voz en off de Hopper lo recita para el espectador. En él se encuentran una serie de frases que podrían esconder algo más allá de su aparente significado:

  • “Estaba atascado en un sitio. En una cueva, podría decirse. En una cueva oscura y profunda”
  • “Dejé unos gofres en el bosque y tú llegaste a mi vida”
  • “Últimamente creo que me siento lejos de ti”
  • “Creo que por eso he venido aquí, para intentar detener ese cambio. Para dar marcha atrás al reloj, para que las cosas vuelvan a ser como eran”
  • “Por favor, si no te importa, por el bien de tu pobre padre, mantén la puerta abierta un palmo”

Poniéndolo en contexto, todo ello podría significar que Hopper está en Upside Down, que la carta es una pista para Eleven, que se encuentra allí como último recurso ante una muerte segura y que el portal debe permanecer abierto para que pueda regresar. Cómo ha llegado hasta ahí es algo que desconocemos, aunque la más plausible de las hipótesis es que saltara a la grieta segundos antes de la explosión final.

La teoría hecho es apoyada, según apuntan en Reddit, por la canción que cierra el octavo episodio. Esta no es otra que Heroes, de David Bowie, en la versión de Peter Gabriel. La música tiene un peso muy grande en Stranger Things, con una cuidadosa selección de temas para cada momento que no solo supone un repaso a las creaciones de la época, sino que compone también una manifestación de lo que sucede en cada momento. Así, ninguna elección musical es casual, y la de aquella que cierra la entrega no iba a ser menos.

Heroes es la misma canción que sonaba en la primera temporada cuando los chicos observaban el rescate del cuerpo de Will en el lago, creyendo entonces que estaba muerto cuando en realidad se encontraba en el Upside Down. Que volvamos a escuchar su melodía tras la muerte de Hopper no es, desde luego, ninguna coincidencia.

Por último, y apuntando hacia la teoría de la supervivencia del policía, se encuentra un mensaje Bauman que puede ser escuchado si uno llama al número de teléfonoque queda desvelado en la serie. En este, además de increpar al emisor de la llamada por la molestia ocasionada, dice:

Si eres Joyce, gracias por llamar, he estado intentando localizarte. Tengo noticias. Es acerca de… bueno, probablemente es mejor que hablemos en persona. No es bueno ni malo, pero es algo.

¿Por qué iba a querer hablar Bauman con Joyce si no fuera para transmitirle información acerca de Hopper?

¿Qué pasa con los amigos?

La temporada termina con la decisión de Joyce de abandonar Hawkins tras no quedar nada ya que ate su presencia allí. Con ella se van sus dos hijos, Jonathan (Charlie Heaton) y Will, además de Eleven, quien se entiende que vivirá con ellos tras la muerte de Hopper. No se sabe dónde se asentarán, pero el grupo de amigos queda así desmembrado, añadiendo el dramatismo que supone la separación de Eleven y Mike y la de Jonathan y Nancy.

Cuáles serán sus aventuras a partir de ahora es algo que veremos en la cuarta temporada, donde también sabremos qué ocurrirá con los poderes de Eleven, los cuales parece perder en el último episodio. A la postre, y asumiendo que Hopper se encuentra en el Upside Down, estos serían necesarios para abrir el portal y posibilitar su retorno.

Vía: Hipertextual

Tendremos una temporada más de ’13 Reasons Why’

Entrada anterior

Trailer: Maleficent Mistress of Evil

Siguiente entrada

También te puede interesar

2 Comentarios

  1. I have to show some thanks to this writer just for rescuing me from this trouble. Because of checking through the search engines and finding principles which were not productive, I figured my life was well over. Being alive without the answers to the problems you’ve resolved as a result of your good article is a serious case, and those which could have negatively damaged my career if I hadn’t encountered your website. Your own training and kindness in dealing with every aspect was very helpful. I am not sure what I would’ve done if I hadn’t discovered such a subject like this. I’m able to at this moment relish my future. Thanks a lot very much for this specialized and results-oriented help. I will not be reluctant to propose the sites to any person who desires assistance on this matter.

  2. I抎 must test with you here. Which is not one thing I normally do! I enjoy reading a submit that will make folks think. Also, thanks for permitting me to remark!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Series