0

Aunque no seas amante de los videojuegos, de seguro conoces ‘Tetris’. Más de 30 años después de su lanzamiento oficial, un grupo de investigadores ha querido renovarlo de la mejor manera posible, creando una versión que puede manejarse directamente con la mente.

‘Tetris’ mental

Los investigadores de la Universidad de Washington y de la Universidad Carnegie Mellon, ambas en los Estados Unidos, han unido sus fuerzas para dar vida al nuevo Tetris. Juntos han creado BrainNet; la primera interfaz directa no invasiva entre los cerebros de múltiples personas para resolver problemas colaborando conjuntamente.

En el documento, publicado originalmente en la revista Nature, explica que la interfaz permite que tres personas en tres habitaciones separadas puedan conectar sus cerebros para realizar una acción en conjunto, en este caso, jugar al Tetris, pero, ¿cómo lo han conseguido?

Cada jugador debe estar conectado a un electroencefalograma (EEG) para registrar y monitorear la actividad cerebral. Dos jugares actúan como emisores, mientras el otro ejerce como receptor.

¿Quieres girar este bloque?

Estos dos emisores pueden ver la pantalla de Tetris al completo; pero, no pueden mover directamente las piezas, ya que tienen otro rol. Los investigadores les pusieron en la pantalla del juego la pregunta “¿Quieres girar este bloque?”, seguida de las opciones “Sí” y “No”; cada una de ellas con luces a diferentes frecuencias.

El equipo de expertos se dio cuenta de que los resultados del EGG eran diferentescuando los emisores se concentraban en una respuesta u otra. De este modo fue posible determinar si éstos querían girar un bloque de Tetris o no.

Dicha información se transmite a un tercer sujeto; que también está conectado a una máquina de estimulación magnética transcraneal (TMS) para recibir los datos y ejecutar el movimiento deseado para no perder. Cabe recalcar que este tercer jugador no ve los bloques en movimiento, solo puede ver la parte inferior de la interfaz del Tetris. Simplemente recibe los datos y se concentra en dar la respuesta correcta que le han recomendado sus compañeros.

Lo que han conseguido estos investigadores es digno de aplauso. La comunicación cerebral, no entre dos (que ya se había dado), sino entre tres sujetos, abre multitud de posibilidades. Sus autores indican que BrainNet podría suponer una verdadera revolución tecnológica, sirviendo incluso como herramienta para crear una especie de Internet de cerebro a cerebro. Solo queda por ver si realmente llegará a utilizarse dicha tecnología o si queda en el olvido como otras tantas.

Vía: Omicrono

Los primeros CD’S se están deteriorando

Entrada anterior

Eliminaron virus del VIH del genoma de animales vivos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *