0

Hace un tiempo Microsoft parecía mostrar muchísimo interés en el desarrollo de Windows para smartphones. El sistema operativo comenzó llamándose Windows Phone hasta su cambio definitivo en su nombre (Windows Core OS). En aquella época contaba con importantes y relevantes aliados en el apartado del Hardware: HTC, SAMSUNG, SONY Y HUAWEI, formaron parte de los fabricantes de celulares que produjeron y circularon teléfonos con Windows, como sistema operativo.

En el mundo de los teléfonos celulares el ganador obtiene el mercado y Bill Gates lamenta no haber logrado que Windows le gane a Android.

A pesar de todos estos aliados, a Microsoft parecía no interesarle mucho competir en el mercado de móviles, por lo que su cuota (que no era demasiada amplia) quedó reducida a la nada. Actualizaciones tardías y las aplicaciones importantes no tenían cabida en este sistema operativo, dos factores importantes por los que finalmente Satya Nadella, actual CEO de Microsoft, concluyó este proyecto.

Cuenta Bill Gates que, en lo relativo al mundo de las plataformas como Android o iOS, o su Windows, en el mundo del software, todo se mueve con conceptos más absolutos. Gates habla de que “el ganador se lo lleva todo”, y lamenta que su compañía no lograse su propósito con él al frente. El ex-CEO habla de que no puedes estar en el mundo móvil con la mitad de apps necesarias porque eso te pone “en el camino hacia el desastre total”. Algo que finalmente ocurrió.

Para Gates, en el mundo móvil hay espacio para otro sistema operativo distinto al que ofrece Apple, distinto a iOS. Si las cosas se hubiesen manejado bien bajo su mando, ese sistema operativo habría sido Windows, pero finalmente el pastel se lo llevó Google con Android. “Hay espacio para exactamente un sistema operativo no-Apple y ¿cuánto vale eso? 400.000 millones que se habrían transferido de la compañía G a la compañía M. Es decir, dinero que habría ganado Microsoft en lugar de Google.

Así pues, para el multimillonario norteamericano, su mayor error fue haber perdido la oportunidad de que Microsoft ocupase el puesto que hoy ocupa Android. El error más grande que afirma haber comido es “la mala gestión que llevé a cabo y que causó que Microsoft no sea lo que es Android“. Gates carga así con buena parte de la responsabilidad del fracaso de Windows para móviles, y de haber dejado el camino libre para que Android se convirtiese en el “estándar no Apple” del mundo móvil. Para Bill Gates, “lo natural era que Microsoft hubiese ganado”. Pero no ocurrió así.

Vía: Xataka

En el 2030 los robots ocuparán 20 millones de empleos en el mundo, según expertos

Entrada anterior

Mira ‘Ahora Sé’, nuevo vídeo de Ceci Juno

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *