0

Extraño pero interesante. Hace unos días un grupo de científicos dieron con el hallazgo de que a muchos jóvenes les está creciendo un hueso o “cacho” en el cráneo.

Si crees que es exagerado echarle la culpa al celular de todo. Pues si, el celular tiene la culpa. El uso prolongado del dispositivo hace que los jóvenes desarrollen una especie de cacho o púa en la parte posterior de su cabeza, gracias a la inclinación de esta misma hacia adelante ya que la presión de la espina hacía los músculos de la parte de atrás, ha causado el crecimiento de este hueso, todo eso para ayudar a los tendones y ligamentos.

De acuerdo a la publicación, el fenómeno se da bajo la misma lógica de cómo en la piel se forman las callosidades, que son una respuesta a la presión o abrasión muy seguida.

Ahora, todo lo anterior se queda en la hipótesis, que a pesar de ser bastante lógica y tener serias sospechas de la correlación entre el uso del celular y este fenómeno, no se han realizado pruebas lo suficientemente amplias como para darle toda la culpa.

Es lo que se sospecha y que es “casi obvio”, pero así no funciona el mundo de la ciencia, donde la certeza es lo que debe mandar a la hora de emitir un juicio final sobre algo.

Aún así, esto se suma a otras enfermedades o síndromes de la nueva era, como “la muñeca de WhatsApp” o cosas por el estilo, que son aumentos de casos de túnel carpiano por estar escribiendo en el móvil demasiado tiempo.

Vía: FayerWayer

Google ya no fabricará mas tablets

Entrada anterior

Apple logra ser la cuarta compañía de videojuegos más grande del mundo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *