0

Ni la original ‘Childs Play’ de 1988 o ‘Toy Story’ de 1995, fueron las pioneras en la idea de una historia sobre juguetes que cobran vida. A continuación te mostramos cuatro juguetes que comenzaron este legado.

DEVILL DOLL (1964)

Devil Doll, es una película de terror británica de 1964 dirigida por Lindsay Shonteff.

Bryant Haliday, mejor conocido por ser uno de los cofundadores del distribuidor estadounidense de películas de arte y ensayo Janus Films, interpreta a The Great Vorelli, un siniestro ventrílocuo y mesmerista con una gran cantidad de seguidores en Londres. William Sylvester, mejor conocido por interpretar al Dr. Heywood Floyd en 2001: una odisea del espacio, es un periodista estadounidense que lleva a su novia Marianne (Yvonne Romain) a uno de los shows de Vorelli, donde cae bajo su hechizo hipnótico.

Sylvester se apresura a salvar el alma de Marianne, mientras trata de descubrir el secreto del perturbador muñeco animado de Vorelli, Hugo.

Talking Tina (1963)

“Living Doll” es el episodio número 126 de la serie de antología de televisión estadounidense The Twilight Zone. En este episodio, los problemas de una familia disfuncional empeoran cuando la muñeca del niño no solo es sensible sino también malvada.

Talky Tina, una muñeca que hace todo, una creación realista de plástico, resortes y una sonrisa pintada. Para Erich Streator, ella es la adición más desagradable para su familia, pero sin ella, nunca entraría en la Zona Crepuscular.

Narración de The Twilight Zone

Por supuesto, todos sabemos que las muñecas realmente no pueden hablar, y ciertamente no pueden cometer un asesinato. Pero para un niño atrapado en medio de la confusión y el conflicto, una muñeca puede convertirse en muchas cosas: amigo, defensor, guardián. Especialmente una muñeca como Talky Tina, que habló y cometió un asesinato.

Con esta narración, finaliza “Talking Tina”, el episodio de ‘The Twilight Zone’. La exitosa serie de los años 60.

ATTACK OF THE PUPPET PEOPLE (Bert I. Gordon, 1958)

Una propuesta que no encaja al cien por cien con la idea preconcebida que tenemos sobre el cine de muñecos de terror. Y es que en este clásico de Bert I. Gordon, no son los muñecos los que cobran vida, sino que los seres humanos son convertidos en muñecos vivientes. Un revulsivo en clave de terror a ‘El increíble hombre menguante’ con un diseño de producción y una dirección de arte geniales.

LIVING DUMMY -The Twilight Zone (Abner Biberman, 1962)

De entre todos los tipos de muñecos, probablemente sean los de ventrílocuo los más proclives a generar escalofríos gracias a sus ojos móviles y a esas marcadas comisuras que les permiten articular los labios. El primero de los varios que aparecerán en este listado es el grotesco Willy, quien hace la vida imposible a su dueño Jerry Etherson en este episodio de ‘The Twilight Zone’. ¿Está Willy realmente vivo o es tan sólo un delirio de Etherson causado por su alcoholismo?

El Samsung Galaxy Note 10 sí tendrá botones físicos

Entrada anterior

‘Avengers: Endgame’: se revela un video del momento más épico de Iron Man

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Variados