0

LG ha sido una de las marcas que ha creado las soundbars más innovadoras en los últimos tiempos, y ese espíritu continúa de alguna manera con el SK8, al menos en términos relación calidad-precio, es compatible con la conectividad del Chromecast, Google Assistant y, aunque solo cuenta con una configuración de altavoces 2.1, la integración del Dolby Atmos es la mejor.

Si bien Samsung y Sony tienen opciones similares, el SK8 (llamado SK8Y en US) ofrece un sonido limpio, detallado y abierto, y es una mejora útil sobre su sistema de sonido de TV incorporado.

Diseño

El diseño del SK8 es bastante atractivo visualmente, con menos de 60mm de altura, es lo suficientemente delgado como para caber debajo de casi cualquier televisor sin impactar en la pantalla. El acabado “minimal” y sus esquinas redondeadas le dan un toque futurista genuino. Desafortunadamente, el subwoofer inalámbrico que se proporciona junto con la barra de sonido es menos elegante.

El subwoofer es solo una caja negra rectangular que probablemente querrás esconder detrás de un sofá o debajo de una tabla lateral. Sin embargo y a pesar de eso, todavía se ve y se siente bien hecho. Y para ser honesto, muchos de los altavoces de bajos con mejor sonido no son exactamente elegantes.

Por otro lado, hay un par de aspectos del diseño del SK8 que te recuerdan lo asequible que es. En primer lugar, la barra de sonido no tiene altavoces de encendido. En segundo lugar, el paquete no incluye altavoces traseros. Por lo tanto, su efecto Dolby Atmos tendrá que ser creado en gran parte por el procesamiento de audio, no por altavoces reales.

Características

La integración de Dolby Atmos en el SK8 es un hallazgo muy inusual por el precio, incluso si tiene que depender del procesamiento de audio en lugar de los altavoces físicos para proporcionar muchos de los canales de sonido Atmos.

Sin embargo, un punto delicado es que el SK8 no es compatible con ningún altavoz de canales trasero inalámbrico adicional, y no admite la decodificación del otro sistema de audio “basado en objetos”; dicho en otras palabras, si el sonido no tiene formato Dolby Atmos, el soundbar lo degradará a Digital Audio Surround.

Para compensar esto, nos gusta la compatibilidad con Chromecast, así como la conectividad Bluetooth, HDMI y Wi-Fi. El soporte integrado de Chromecast significa que el SK8 puede reproducir contenido directamente desde servicios como Tidal, Spotify, YouTube, TuneIn, Google Play Music y Deezer. Para los entusiastas de la alta fidelidad, también se pueden reproducir varios archivos de audio de alta resolución, hasta 24 bits / 92 kHz, incluidos FLAC, Apple Lossless, WMA y WAV.

LG incluso ha mantenido las cosas simples con sus configuraciones de sonido: hay opciones básicas de música y películas, así como una opción de control de sonido adaptativo que intenta ajustar automáticamente la reproducción para adaptarse a lo que esté tocando: deportes, dramas, películas, etc.

El sistema de sonido 2.1 del SK8 ofrece 360W de potencia, divididos en 2 x 80W para los canales delanteros izquierdo y derecho, y una potencia de 200W para el subwoofer. Mientras tanto, este soundbar está optimizada para televisores de más de 49 pulgadas de tamaño, y va especialmente bien con los diseños de TV 2018 de LG, aunque evidentemente es compatible con cualquier otro TV.

Al principio pensamos que una soundbar tan delgada careciera de los pulsos fuertes para dar vida a las películas de acción sin que el sonido se sature. Pero no es así. De inmediato te das cuenta de lo bien que suena. Su rango medio está lleno de detalles sin dureza, y las voces suenan cálidas, claras y definidas. El procesamiento de sonido del SK8 también se las arregla astutamente para elevar ligeramente el canal de voz para que el habla parezca que proviene de la imagen en la pantalla, donde debería estar, en lugar del altavoz debajo del TV.

El diálogo tampoco es lo único que levanta la barra de sonido del SK8. Su procesamiento Dolby Atmos logra entregar un sonido envolvente y a la altura. Los helicópteros que vuelan sobre la cabeza o las rocas volcánicas que vuelan por el aire realmente suenan como si estuvieran en plena acción. Todo a pesar de que la barra de sonido no tiene varios altavoces donde proyectar diferentes canales de audio. Muy impresionante.

El tamaño bastante pequeño del SK8 limita la cantidad de graves que puede producir. Pero ahí es donde entra el subwoofer, que apuntala la acción con algunos bajos creíbles.

El tono del sonido del SK8 también cambia ligeramente a altos volúmenes, volviéndose un poco más tenso, y finalmente, cuando hay efectos de altura especialmente agresivos (como en las películas de terror con jump scares) en una mezcla de Atmos, el procesamiento del SK8 comienza a luchar un poco, perdiendo algo del refinamiento.

Finalmente, a pesar de carece de varios altavoces para crear una experiencia más inmersa con Dolby Atmos, el LG SK8 soundbar tiene mucho que ofrecer: tiene las entradas justas para conectar los dispositivos, tiene un muy buen diseño, suena mucho mejor de lo que parece y brinda un buen sonido en música y en películas. Esto sumándole la compatibilidad con Google Assistant que viene genial.

¿Qué ocurrirá con mi smartphone Huawei tras el problema con Google?

Entrada anterior

LG Monitor 29WK500: review

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Altavoces