0

Esta semana Adobe comenzó a enviar emails a algunos de sus usuarios en los que se advierte que ya no tienen licencia para usar el software que compraron anteriormente, es decir, ya no son legalmente autorizados para usar el programa que adquirieron.

Este email con advertencia está llegando a los que poseen aplicaciones de Adobe Creative Cloud, como Premiere, InDesign, Illustrator, Photoshop, etc, en este correo se informa que deben actualizar a las versiones del software o recibirán una demanda de parte de un tercero, cuyo nombre desconocemos.

El usuario de Twitter Matt Roszak fue de los primeros en informar acerca de estos extraños correos, lo que desató una serie de quejas en la red social de otros usuarios que empezaron a recibir la misma advertencia. Ante esto, la cuenta de @AdobeCare, también en Twitter, confirmó todo, la carta es real, la solicitud de dejar de usar versiones anteriores es real y la amenaza de demanda también lo es.

En algunos fragmentos de la carta enviada a los usuarios por parte de Adobe se puede leer lo siguiente: “Recientemente hemos descontinuado ciertas versiones anteriores de las aplicaciones de Creative Cloud y, como resultado, bajo los términos de nuestro acuerdo, usted ya no tiene licencia para usarlas. Por favor, tenga en cuenta que si continúa utilizando las versiones descontinuadas, corre el riesgo de recibir demandas por parte de terceros”.

Esta fue la respuesta de la cuenta de soporte de Adobe en Twitter a uno de los usuarios:

“Los clientes que sigan utilizando o desplegando versiones no autorizadas de Creative Cloud pueden enfrentarse a posibles demandas por parte de terceros. No podemos comentar sobre reclamos de infracción de terceros, ya que se trata de litigios en curso.”

El pasado 8 de mayo, en una publicación dentro del blog de Adobe, se dio a conocer que habría cambios en la forma de descargar las aplicaciones de Creative Cloud, donde los usuarios sólo podrán acceder a las dos últimas versiones disponibles y el resto serán retiradas del sitio. En el caso de Acrobat, sólo estará disponible la última versión del programa.

Te puede interesar:  OnePlus 7 y OnePlus 7 Pro: presentación oficial

Lo curioso de todo esto es que en ningún momento Adobe informa el porqué se decidió retirar las versiones anteriores de su software. Pero si ponemos atención a la respuesta de Adobe Care, podemos ver que hacen mención a un “litigio en curso”.

Según AppleInsider, este litigio se refiere a una demanda por parte de Dolby Labs en contra de Adobe en marzo de este año. Según el documento, presentado ante el Tribunal de Distrito de EEUU y el Distrito Norte de California, Dolby acusa a Adobe por infracción de derechos de autor e incumplimiento de contrato.

En dicho documento, Dolby explica que antes de que Adobe implementará su servicio digital de Creative Cloud, la compañía pagaba por el uso de licencias propiedad de Dolby de acuerdo a la cantidad de CDs vendidos para cada uno de los programas de Adobe. Cuando Adobe comenzó a distribuir su software en línea, se renegoció un nuevo acuerdo que se basa en los usuarios que realmente están usando el software, de acuerdo a las mismas cifras de Adobe.

Te puede interesar:  Los formatos físicos están condenado a desaparecer, el streaming desplaza al DVD y Blu-ray

Según Dolby, el acuerdo contemplaba que dichas cifras fueran examinadas por un tercero para garantizar la transparencia de los pagos por uso de licencia efectuados a Dolby. Sin embargo, Adobe se rehusó a este tipo de auditorias, según se lee en la demanda.

Ante esto, Dolby afirma que “Adobe incluyó las tecnologías Dolby en numerosos productos de software y colecciones de productos de Adobe, pero se negó a informar de cada venta y pagar los derechos de autor acordados que se debían a Dolby”.

Los términos y condiciones, ese enemigo silencioso

Hasta hace unos días, los suscriptores de Creative Cloud podían usar versiones actuales o antiguas de las aplicaciones de Adobe, lo cual quedaba a decisión del mismo usuario, quien al final tenía sus razones para no actualizar. Con este cambio, todos los suscriptores deberán actualizar a las últimas versiones del software, esto, como ya vimos, ante la amenaza de una posible demanda en caso de no hacerlo.

Te puede interesar:  Huawei le responde a Donald Trump por cerrarles la puerta al mercado de telecomunicaciones en EEUU

Dylan Gilbert, experto en derechos de autor del grupo de consumidores Public Knowledge, explicó a Motherboard que los usuarios están en “un callejón sin salida”, y que es muy poco probable que puedan recurrir legalmente ante este cambio repentino. ¿La razón? Aceptaron los términos y condiciones y el acuerdo de licencia de usuario final (EULA).

“A menos que Adobe haya violado los términos de su acuerdo de licencia al interrumpir repentinamente el soporte para una versión de software anterior, lo cual es poco probable, estos usuarios afectados sólo pueden sonreír y soportarlo. Incluso si Adobe está totalmente de acuerdo con la disputa de Dolby, tiene el poder de obligar a sus clientes a actualizarse a nuevas versiones más costosas a su antojo, lo que ilustra el poder y la influencia indebida de los EULAs sobre las vidas de los consumidores. Deberíamos ser capaces de ser dueños de las cosas que compramos.”

Es decir, no hay mucho por hacer más que aceptar lo que Adobe pide y que al final el usuario terminó aceptando cuando decidió usar este software.

Vía: Xataka

LG AI ThinQ: mucho más que inteligencia artificial

Entrada anterior

The Big Bang Theory concluye con un emotivo final

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tecnología