0

En las siguientes líneas repasaremos algunos de estos grandes personajes que no han salido de los lápices de Marvel o DC -aunque en algún momento hayan querido comprar sus derechos- y de paso también las editoriales que en un momento u otro plantaron cara a este duopolio.

The Phantom y Flash Gordon, los orígenes

 
Aunque Superman, creado en 1933, sea el primer superhéroe moderno, en la misma época surgieron otros personajes que también hicieron mucho por asentar la etapa primigenia del género. De hecho, ‘el hombre de acero’ no apareció formalmente como personaje de DC comics hasta 1938. Antes, había aparecido bajo sus creadores originales en tiras de periódicos e historietas pulp donde la ciencia-ficción se mezclaba con una exagerada fantasía. Es en ese caldo de cultivo donde también aparecieron sus primeros competidores: Flash Gordon, creado en 1934 por Alex Raymond, The Phantom (Lee Falk, 1936) y The Spirit (1940) ideado por Will Eisner, quien hoy da nombre a uno de los premios más conocidos del medio. The Spirit tenía más de justiciero enmascarado que de superhéroe, su argumento y las tramas que proponía su autor han quedado marcadas como referentes del género. Flash Gordon, por su parte, contaba la historia de un jugador de fútbol americano que acaba viajando por el espacio al más puro estilo Space Opera, mientras que The Phantom, ya con un ridículo traje morado, sí que sentaba la explosión que vendría después en la figura de un álter ego que se va pasando de padre a hijo para proteger la Tierra de los malvados. Estos dos últimos fueron publicados originalmente por King Features Syndicate, una editorial dedicada a las tiras de prensa en los periódicos, y todos ellos han tenido adaptaciones al cine, siendo la más moderna -pero no por ello memorable- la que Frank Miller estrenó con The Spirit en 2008.
Te puede interesar:  ¿Cuál es el futuro de Spider-man?

Image Comics, mucho más que Spawn

 
spawn todd mcfarlane
La historia de Image Comics es realmente importante para entender el mercado del cómic norteamericano porque significó un golpe en el punto de flotación de Marvel. En 1992, el dibujante Todd McFarlane, creador de Venom, dio un golpe sobre la mesa al pensar que no estaban bien gestionados su derechos de autor -y por lo tanto sus ingresos- que seguirían ligados a Marvel de por vida aunque fuera él quien creara sus personajes. Así pues, convenció a otros grandes dibujantes de la época como Jim Lee, Jim Valentino o Rob Liefeld para fundar su propia compañía. Así nació Imagen Comics en 1992, una década que se recuerda precisamente por la baja calidad de los títulos de Marvel y DC y que tuvo mucho que ver con esta fuga de talento. En Image cada creador funcionaba con su propio sello y gestionando de forma más libre sus derechos. Esto tenía sus cosas buenas, pero también algunas malas: por ejemplo, muchos de los cómics y personajes creados bajo el paraguas de esta editorial acabaron siendo después vendidos por sus autores a DC o Marvel cuando se ponía una cantidad de dinero suficiente encima de la mesa. Es decir, que las independencias en el cómic, solo son buenas cuando conviene. Aún con todo Image, conocido sobre todo por The Walking Dead, dejó y sigue dejando algunos de los mejores cómics de superhéroes actuales. El más conocido sin duda alguna es Spawn, quien ya tuvo su película propia en 1997 y se prepara otra con Jamie Foxx en el papel. Este antihéroe, una especie de demonio devuelto de entre los muertos, se ha ganado en varios rankings estar entre los mejores personajes de la actualidad.
Te puede interesar:  ¿Por qué Disney quiere "re lanzar" la franquicia de 'Alien'?
Pero además de ello Image y sus sellos adheridos crearon también WildStorm, obra de Jim Lee y ahora también parte de DC, donde aliens, metahumanos y modificaciones genéticas daban lugar a su propio universo; o Astro City, un comicbook que crea su propia mitología. A ello se suman personajes como Savage Dragon, una especie de héroe mezcla de Hulk y un lagarto que es agente de la Policía o Invincible, el aplaudido superhéroe adolescente creado por el creador de TWD Robert Kirkman. Esperando sus personajes en el mundo audiovisual, además de Spawn, Netflix ha comprado recientemente los derechos de Extreme Comics, el sello que tenía dentro de Image Rob Liefeld (creador de Deadpool) y que podría llevarnos a la plataforma de streaming grupos como Youngblood, una especie de Patrulla X pero más gamberra.

El multiverso Valiant prepara su desembarco en el cine

 
Hablar de Valiant es hacerlo del que se considera el tercer universo de superhéroes más importante tras Marvel y DC. Fundada a finales de los 80 por el ex jefe de Marvel Jim Shooter, Valiant es una pequeña editorial que ha conseguido buenas críticas y la fidelidad del público gracias a algo muy sencillo: sus personajes son buenos y pese a tener un universo compartido este no se ha convertido en un caos con mil realidades paralelas como Marvel o DC.   Darkhorse, Millarworld y todo lo demás   Uno de los principales personajes de Valiant, la mayoría de ellos publicados en castellano, es Bloodshot, un antiguo soldado convertido en una máquina de matar y que resulta la combinación perfecta de Lobezno y Punisher. A este personaje, que llegará al cine próximamente interpretado por Vin Diesel, se le suma X-O Manowar, un bárbaro de la edad media que es captado por los extraterrestres y series de humor muy exitosas como Quamtum and Woody o Faith, que cuenta la historia de una chica curvy con superpoderes. Algunos de sus derechos ya están en manos de productoras, así que es posible que después de Bloodshot, Valiant sea el siguiente universo superheroico en llegar al cine. Hellboy es el gran caballo de batalla de Dark Horse (valga la redundancia), pero esta editorial independiente que comenzó haciendo cómics de películas como Predator ha publicado también joyas como Sin City y personajes considerados superheroicos puros como X, un justiciero tuerto que también podría protagonizar su propia película. Fuera de Marvel y DC también es conocido todo el mundo creado por Mike Millar: el Millarworld, un sello desarrollado por él mismo para publicar sus ideas pero que después se ha ido afiliando con Marvel o Image, así que no se puede considerar cien por cien independiente. Además de títulos ya llevados al cine como Kick-Ass, Wanted o Kingsman, cuenta con personajes como Superior, un Superman muy especial conectado con un niño discapacitado. Los derechos de estas obras también han sido adquiridas recientemente por Netflix, por lo que podemos estar seguros de que al hablar de superhéroes en el cine y la TV dentro de un tiempo tendremos que hacerlo también saliendo fuera de Marvel y DC.   Vía | Hipertextual
Te puede interesar:  Los hermanos Russo explican qué habrían hecho con los X-Men en las películas de ‘Avengers’
]]>