Al igual que sus antecesoras, dispone de un sistema de autoenfoque híbrido de gran velocidad: 0,02 segundos. La compañía lo define como el autofocus (AF) más rápido del mundo, superando su propia marca de 0,05 segundos. Utiliza 425 puntos de enfoque para no perder ningún movimiento rápido, una buena alternativa para los aficionados a la fotografía deportiva.

El popular sistema de reconocimiento y seguimiento de ojos de Sony, el Eye AF, aprovecha las posibilidades de la fotografía computacional y la inteligencia artificial para identificar rápidamente a las personas y enfocar sus ojos, prometiendo que ahora funciona en tiempo real. También servirá con animales, no obstante, se agregará por medio de una actualización de software posterior. En el siguiente vídeo puedes ver una demostración de su funcionamiento:

 

 

La A6400 hace uso del sensor Exmor APS-C de 24,2 megapíxeles y un procesador de imagen BIONZ X. Los dos componentes le permiten una ráfaga de gran velocidad: 11 fps en el obturador mecánico y 8 fps en el modo de disparo silencioso, ambos con seguimiento continuo de AF/AE. El resultado de la captura serán 116 fotos JPEG o 46 en RAW comprimido. Para situaciones de poca luz el rango ISO va de 100 hasta 32.000, tanto en imágenes fijas como en vídeos, pero estos últimos pueden expandirse hasta 102.4000.

Se pueden capturar vídeos con resolución 4K a 24 o 30 fps. Para los fans del slow-motion es posible llegar a 120 fps al grabar en 1080p. Sony menciona que el autoenfoque en películas es rápido y estable gracias a su sistema híbrido. Integra un puerto para micrófono, pero no el jack de 3,5 mm. para auriculares.

La Sony A6400 estará disponible en febrero por 900 dólares, aproximadamente— (solo cuerpo). También ofrecerán kits con lentes incluidos: $1.000 con el objetivo 16-50mm f/3.5-5.6 o $1.350 con el 18-135mm f3.5–5.6. Podrán adquirirse en Europa, aunque de momento no se han revelado precios oficiales.