0

una reputada terapeuta sexual, algo que él prefiere mantener en secreto. Jean (la madre) es además, alguien que analiza constantemente la conducta de su hijo. Por compararlo con algún personaje sería casi el equivalente de la madre de Leonard de ‘Big Bang’, pero bastante más “humana”. El caso es que las circunstancias harán que en los primeros días de instituto todo el mundo lo sepa, para vergüenza del pobre muchacho. Maeve (Emma Mackey), una joven brillante pero marginal, va a buscarle cuando se encuentran a Adam (Connor Swindells), cuyo miembro viril está “a punto de estallar” tras tomarse tres viagras. Otis logra, gracias a los conocimientos adquiridos de escuchar a su madre, tranquilizarle. Esto hará que a Maeve se le ilumine la bombilla: en el instituto hay decenas de parejas e individuos con problemas de índole sexual de lo más variopinto a los que se les podría cobrar por ir a consulta y hablar de sus problemas. Así, durante los primeros episodios veremos casos concretos que servirán de hilo (que no de centro) de la trama.  

Cuando lo importante es aceptarse

  Decía, cuando hablamos del tráiler de la serie, que no sabía muy bien qué esperar en cuanto a tono/estilo, sobre todo porque había en dicho adelanto toda una amalgama de escenas variadas que tocaban muchos palos dentro de la temática adolescente. ¿Es una comedia sobre adolescentes y sus problemas sexuales?, ¿es un drama sobre aceptación personal?, ¿o es una serie teen al uso? Pues la respuesta es un sí a todo. Porque ‘Sex Education’ es, ante todo una dramedia adolescente y toca todo lo que puede pasar en el universo de un instituto. Hay romances, hay acoso (y ciberacoso) y sí, hay adolescentes con ganas de tener sexo y muchas dudas y situaciones. De hecho, la serie tiene algún que otro altibajo en los episodios (o escenas) que son más convencionales dentro del género; pero es cuando se meten en faena sexual cuando lo hacen de forma tan inteligente, mordaz e incluso divertida que les perdonas que flojeen en ciertos momentos.  
Se 107 Unit 00372 Final
  También hay un gran acierto en el arco de Eric (Ncuti Gatwa), el mejor amigo de Otis y que se ve relegado al segundo plato en su relación. Eric es un homosexual que además está en plena búsqueda de identidad y de aceptación de sí mismo. Aunque hay que decir que se vuelve algo predecible y al final de la serie cae en un gran topicazo. En este sentido, Laurie Nunn (creadora y guionista de la serie) tiene muy claro que cada vagina y cada pene es un mundo y que, si bien hay cierto factor de “hormonas con patas”, el tema hay que tratarlo con una gran naturalidad. No hay escenas forzadas, no hay diálogos que parezcan “irreales” a esas edades y no hay nada sencillo en la sexualidad. Es de agradecer, también, que la serie sea bastante episódica con un “caso” sirviendo de punto de partida en casi cada episodio y que, además, este caso y correspondiente “terapia” no sean el centro, sino más bien una subtrama más. Muy integrada, pero no es lo que más pesa. Cuando tiene que serlo, ‘Sex Education’ es explícita, pero sus escenas de sexo son curiosamente bastante más excepcionales de lo que nos podría parecer. Porque lo que le interesa a la serie es el mostrar a los adolescentes como seres tridimensionales, con muchas dudas e inseguridades.  
Se 101 Unit 01734 Final
  En este sentido, Laurie Nunn prioriza el aspecto emocional al mero fornicio. Ayuda, además, el que se atrevan a tocar multitud de temas como la homosexualidad, las parafilias que se puedan tener, aborto y religión, entre otros, con sus luces y sombras.   ‘Sex education’ se puede ver en Netflix Vía | EspinOff]]>

El creador de ‘Black Mirror’ explica por qué hay escenas imposibles de ver en ‘Bandersnatch’

Entrada anterior

China logra que una semilla de algodón brote en la Luna

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *