0

La importancia de los servicios y el software en Apple

Parte fundamental del éxito de nuevos dispositivos de Apple tiene que ver con su software y no con el hardware. No hay que restarle importancia a la facilidad de configuración, integración y sincronización entre ellos. Comprar unos AirPods implica un proceso de configuración de unos 10 segundos y una vez emparejado se configura automáticamente con el resto de dispositivos de la marca que el usuario tenga. Así mismo tener un Apple Watch implica sincronización sin configuración previa con un iPhone. La integración de servicios como Apple Music, iTunes o la disponibilidad de aplicaciones a través de todos los dispositivos de la marca sin hacer compras repetidas hacen que el valor agregado del dispositivo aumente a medida que pasa el tiempo. Prefiero tener un Pixel con iOS que un iPhone con Android, prefiero un portátil Huawei con macOS que un MacBook con Windows, y es porque el valor agregado que ofrecen los servicios y el software de Apple no tiene paralelo. Al final el hardware es un soporte para todas las cosas que la compañía está haciendo. Sumado a que los dispositivos cada vez son más invisibles, con pantallas con marcos cada vez más delgados y volumen total cada vez menor, la miniaturización hace que el dispositivo desaparezca y solo quede una pantalla donde toda la interacción se enfoca en el software: el sistema operativo, la interfaz gráfica y las aplicaciones. Los wearables son el mejor ejemplo de cómo el hardware va desapareciendo a favor de los servicios que ofrece y el futuro de Apple, con o sin iPhone.   Vía | Hipertextual]]>

Te puede interesar:  Instagram quiere darnos herramientas en contra de las 'Fake News'