Aunque no uses la aplicación, lo más recomendable es estar al pendiente de próximas actualizaciones. También es importante tener precaución de los correos electrónicos que llegan a la bandeja, algunos podrían tener propósitos muy distintos. Internet Explorer puede tener los días contados, pues recientemente se anunció que Microsoft Edge adoptará Chromium, el mismo motor que le da vida a Chrome. Su posible éxito significaría un adiós al mítico Explorer.

Vía | Hipertextual