0

¿Con qué Pokémon es mejor emprender nuestro viaje? Sin embargo, por muchas nuevas generaciones que aparezcan, el debate siempre ha estado entre los tres iniciales de la primera generación: Charmander, Squirtle o Bulbasaur. Aunque si somos un poquito más pragmáticos, al final la cosa deriva en sus evoluciones finales. Porque, independientemente de nuestros gustos, predilecciones, su nivel y mejoras o el sistema de tipos que equilibra sus habilidades naturales en combate, sus diferentes características los hacen únicos. Charizard, Blastoise o Venusaur. ¿Cuál es el más poderoso? Es decir ¿cuál tiene más poder destructivo? El canal de Because Science se ha propuesto encontrar la respuesta a través de la ciencia y hacer colisionar sus ataques definitivos. Esta es su conclusión.  

  La base sobre la que parte el vídeo se basa en diferentes en su capacidad de generar y usar su propia energía. No como fuerza mística sino usando como unidad de medida común el julio y teniendo en cuenta la energía cinética de un chorro de agua, la energía química que se produce durante la combustión e incluso la energía que se irradiada a partir de elementos externos como el sol.  
1
  • Por parte de Venusaur, y partiendo de sus medidas canónicas, se calcula que es capaz de almacenar 4275 julios por segundo y, en caso de tratarse del mejor panel solar y con un margen de un minuto (60 segundos) de carga que equivaldrían al turno necesario para su Rayo Solar, su mejor ataque tendría una potencia de 250.000 julios.
 
1
  • Blastoise tiene un matiz muy a considerar, el ataque más poderoso del pokémon de tipo agua es Hidrobomba pero, a su vez, hay que tener en cuenta la presión y la cantidad de agua que impulsa. En este caso, usa como referencia su altura y los artworks oficiales para fijar que el diámetro de sus cañones es de 16 centímetros, obteniendo 986.000 julios.
 
1
  • Para calcular el poder capaz de emitir Charizard, el Pokemon de tipo fuego, se parte de su propia descripción desde el Pokédex que indica que es capaz de fundir cantos rodados. Literalmente. ¿Cuánta energía necesitaría para fundir una roca de su tamaño? 9.000 millones de julios.
De este modo, la capacidad destructiva máxima de un Charizard se impone enormemente a la del resto de iniciales. Y la lógica es simple: con energía suficiente (o potencia) para fundir materia como la piedra se causa un daño muy superior al impacto de un chorro de agua con una fuerza demoledora. ¿El asunto está zanjado? Ni mucho menos. Por supuesto, hay numerosos condicionantes extra que no se tienen en cuenta: la capacidad de volar, los ataques a larga distancia o lo que son capaces de hacer sus mega-evoluciones.  
1
Pero la mejor manera de resolver todas esas las suposiciones y cábalas generadas por esos factores extra es a través de un combate. Por ejemplo, como los de Pokken Tournament, a partir de hoy en Pokémon: Let’s Go, Pikachu! y Let’s Go, Eevee! y próximamente en Super Smash Bros. Ultimate.   Vía | VidaExtra]]>

Tim Cook habla con la CNN en una interesante entrevista en la que habla sobre la autonomía

Entrada anterior

Los animes que llegarán a Netflix en 2019

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Videojuegos