0

Apple se ha encargado de hacer el Mac más vendido de la historia lo suficientemente bueno como para hacerlo sumamente atractivo, manteniendo pantalla retina, pero ajustando el precio a un punto suficientemente atractivo. Nuestros compañeros de Hipertextual nos traen toda una reseña del nuevo portátil de Apple. Apple ha finalmente rediseñado el MacBook Air. Son años de espera que, todo indica, ha valido la pena. Mejor pantalla, mucha más velocidad y poco peso. Físicamente se parece más al MacBook Pro de 13″ que al MacBook de 12″, pero, si la ves desde un ángulo lateral, un lado es más delgado que el otro, como el diseño ya icónico revelado hace ocho años. En cuanto a peso, calidad de construcción, colores y sensación general de calidad, es la misma que esperas de cualquier portátil de la marca. Aquellos que llevan años con un MacBook Air y esperan actualizar, este es el momento, no hay decepción. Será un producto que sin duda alguna durará muchos años. Es una máquina rápida, cómoda, diseñada para el día a día, mantiene el mismo espíritu de su antecesor. No pretende reemplazar un Pro, pero aquellos que necesitan más capacidad, memoria o potencia, hay opciones de configuración para todo tipo de gustos. No se puede modificar es el procesador, un Intel Core i5 de dos núcleos, de octava generación, que funciona a 1.6GHz con Turbo Boost de hasta 3,6GHz. Tampoco la gráfica, un Intel UHD Graphics 617.

 

Pantalla

La gran novedad en el nuevo MacBook Air es la pantalla, que en el modelo anterior se había quedado muy anticuada. Es retina, con una resolución de 2560×1600 pixeles. Es, la misma resolución del MacBook Pro de 13 pulgadas, pero sin True Tone o gama amplia de colores (P3). La nueva pantalla prescinde prácticamente de los bordes, ahora son muy similares, también, a los del MacBook Pro de 13″: de color negro y delgados. Menos marcos alrededor de la pantalla hacen que el tamaño total del producto sea menor.
 

Thunderbolt 3

El nuevo MacBook Air tiene dos puertos Thunderbolt 3, una mejora significativa si lo comparamos con el MacBook de 12″ que alguna vez pretendía ser su reemplazo y también una mejora importante en comparación a la generación anterior que tenía puertos USB 2.0 tradicionales. La ventaja de que los puertos sean Thunderbolt 3 es que son 100% compatibles con USB-C pero se le pueden conectar también accesorios y periféricos para mejoras modulares importantes como eGPUs externos o almacenamiento de alta velocidad. Queda saber si los consumidores van a valorar la inclusión de estos dos puertos por encima de simples USB-C como parte de la justificación del precio.  

A partir de 1.199 dólares

Ningún otro portátil de Apple vendía tanto por su precio. El anterior MacBook Air costaba 999 dólares. Eran precios sumamente atractivos por un Mac que además tenía batería de diez horas. Entre pantalla retina, construcción de materiales, teclado nuevo, trackpad nuevo y puertos Thunderbolt 3, Apple ha sido incapaz de llegar al mismo rango, teniendo que aumentar unos 200 dólares más. Queda esperar y saber si es un precio introductor demasiado alto o se entenderá el valor agregado de una mejor pantalla, puertos más rápidos y una arquitectura interna que pasa de procesadores Intel de quinta generación a octava.   Vía | Hipertextual]]>

iPad Pro: primeras impresiones de la evolución del tablet de Apple

Entrada anterior

Ya salieron los primeros benchmarks del MacBook Air

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tecnología