Cine

Paul Rudd explica dos escenas eliminadas de la última película de Ant-Man

El Reino Cuántico ha sido objeto de muchas teorías de cara a Avengers 4. Las escenas eliminadas de Ant-Man y la Avispa nos enseñan algo más de dicho territorio

 

Los aficionados de las películas de Marvel tienen una manía alocada con sus versiones domésticas, ya sea en formato digital, en DVD o Blu-Ray, para poder ver las distintas escenas eliminadas de cada film. Antes, a modo de promoción, la compañía suele compartir alguna de ellas en sus redes sociales y ese ha sido el caso con Ant-Man y la Avispa.

En una entrevista con el medio USA Today, Paul Rudd, actor protagonista y co-guionista de la película, ha mostrado dos fragmentos que no se incluyeron en la cinta final y que nos sirven, sobre todo el segundo, para ver algo más de ese mundo cuántico que, según muchas teorías, podría tener mucha relevancia en Avengers 4. Pero vayamos por orden: la primera de las dos escenas se centra en Sonny Burch, el villano de la película interpretado por Walton Goggins.

Este traficante de alta tecnología busca hacerse con dispositivos que integren los avances cuánticos y, más concretamente, con el dispositivo que permite a Hank Pym (Michael Douglas) reducir su laboratorio al tamaño de una maleta. En la escena eliminada, Burch ve por primera vez dicho efecto a través de una cámara de seguridad, sirviendo para su próximo movimiento. Pero quizá sea algo más importante la segunda.

 

 

En ella damos un vistazo, como adelantaba, al Reino Cuántico en el que Janet Van Dyne (Michelle Pfeiffer) lleva casi 30 años encerrada. En la película atendemos a la exitosa misión de rescate organizada por Scott Lang, Hope (Evangeline Lily) y Hank y dimos un somero vistazo al misterioso y colorido universo, recordando a las dimensiones paralelas que pudimos ver en el desenlace de Doctor Strange. Esta escena, tal y como cuenta Paul Rudd en su entrevista, permite ver algo más de ese mundo y, más concretamente, una inmensa criatura.

Inmensa, claro, en dicho Reino Cuántico. Pues ese bicho de aspecto alienígena con el que Janet se comunica a través de un curioso dispositivo traductor no deja de ser, según palabras de Rudd, un tardígrado, un organismo microscópico.

Si ella sigue viva, ¿cómo sería ese lugar y qué habría pasado mientras ella vivía en él y no en tierra firme? La idea de que hay otras cosas con las que puedes interactuar es interesante y, lo sabe Dios, hay tardígrados y toda especie de cosas microscópicas. Tratarlo como una suerte de espacio exterior tenía sentido.

Sea como fuere, y entramos en territorio spoiler para quien no haya visto la película y su escena poscréditos, seguro que Scott Lang va a tener tiempo para investigar dichas criaturas del Reino Cuántico. Y es que, recordad, al acabar la película veíamos como el personaje de Paul Rudd se introducía en él con fines científicos y quedaba atrapado mientras Janet, Hope y Hank, preparados para sacarle de allí, desaparecían por el chasquido de Thanos.

Una de las grandes dudas que surgieron a raíz de entonces fue la de cómo conseguirá salir Ant-Man de su confinamiento de cara a Avengers 4 donde, presumiblemente, tendrá un papel relevante. Sea como fuere, como con tantas otras preguntas relacionadas con la secuela de Infinity War, aún quedan muchos meses para saber la respuesta.

 

Vía | Hipertextual

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
CineEntretenimiento