Tecnología

El iPhone se ha convertido en el computador portatil y personal de muchos usuarios de Apple

 

Ha llegado el momento de decirlo, sin ningún tipo de matiz. La predicción que dijo hace tiempo Steve Jobs, aquella en la que decía que las computadoras iban a convertirse en los “camiones” que sólo iba a necesitar un sector muy determinado y profesional de personas, ha llegado. Como mínimo, en cierto modo.

  

El Mac: necesario, pero como complemento

  

Por supuesto ese no es el caso para el usuario profesional, esto tiene que quedar claro. Un editor de vídeo, de fotografía o de audio no puede considerar su iPhone como dispositivo principal. Tampoco puede hacerlo un desarrollador, o un diseñador. Pero sí que ha habido un cambio de enfoque: incluso esos profesionales, en mayor o menor medida, se están dando cuenta que pueden apoyarse casi completamente en el iPhone para su vida personal. Los Mac se quedan como mera herramienta de trabajo. Lo ocioso y lo personal en iOS, mientras macOS se usa en pura jornada laboral.

Para quien no tiene necesidades especiales o concretas, el Mac se ha convertido en una extensión del iPhone. En lo que utilizamos cuando tenemos que escribir algo largo y la comodidad del teclado físico y el cursor del ratón prevalecen. Lo mismo podemos decir con el iPad: es la extensión del iPhone para cuando queremos ver algo, leer algo o jugar a algo en una pantalla más grande.

Dicho de otro modo: los iPad y los Mac tienen su razón de ser, pero ahora el Mac ha dejado de ser el centro. Ahora todo (Mac, iPad, accesorios) gira en torno al iPhone. Con el iPhone XS, ya podemos gastar más dinero en un iPhone que en un Mac. Ya vemos cómo los benchmarks empiezan a superar a moles como el iMac Pro en tests single core. Lo que guardamos en nuestro bolsillo es mucho más eficiente que lo que tenemos encima de la mesa.

Cuando lo enfocamos así, las piezas del rompecabezas que encajan. Sí, el iPhone es caro lo mires como lo mires, pero si éste se convierte en el dispositivo principal de tu vida deja de serlo tanto. Ya no es un accesorio carísimo, sino que es tu dispositivo principal. Que sigue siendo caro, pero que ahora sea el que mande es lo más importante.

 

Vía | Applesfera

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
TecnologíaSmartphones