0

A finales de agosto y principios de septiembre de 2014, la red se llenó de unas quinientas fotografías íntimas de doscientas estrellas de Hollywood y alrededores, como Jennifer Lawrence, Scarlett Johansson, Kirsten Dunst, Winona Ryder, Brie Larson, Ariana Grande, Selena Gómez, Cara Delevingne, Hilary Duff, Emily Browning, Mary-Kate Olsen, Kaley Cuoco, Leelee Sobieski, Mary Elizabeth Winstead, Yvonne Strahovski, Melissa Benoist o Rihanna y, por supuesto, estalló el escándalo. Habían sido sustraídas de sus cuentas de iCloud y lanzadas en 4chan, y su propagación llevó a plataformas como Twitter a suspender a los usuarios que las compartiesen en sus timelines. Y ya hay sentencia para el hacker responsable de lo sucedido. Se trata de George Garofano, un hombre de veintiséis años que reside en North Branford, localidad del Estado de Connecticut, Estados Unidos, y fue uno de los cuatro detenidos por los hechos. Utilizó un clásico sistema de phishing, solicitando nombres de usuario y contraseñas a través de correos electrónicos que aparentaban provenir de la seguridad de Apple. En abril, no tuvo más remedio que declararse culpable y solicitó indulgencia al tribunal, alegando que una condena contundente por un delito grave le abocaría a perder sus derechos de por vida. Ahora, a cuatro años de sus acciones lesivas para la intimidad de las afectadas, ha sido condenado a ocho meses de prisión, tras los que deberá cumplir tres años de libertad vigilada y realizar sesenta horas de servicio comunitario.   Vía | Hipertextual]]>

Te puede interesar:  I am Mother | Review

SanDisk Extreme Portable SSD: resistencia a alta velocidad en un mundo USB-A y USB-C [Análisis]

Entrada anterior

'Dragalia Lost', el próximo juego de Nintendo para dispositivos móviles que saldrá en septiembre

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *