Noticias Tecnologia

Los teléfonos con pantallas flexibles pueden ya estar siendo una realidad

Los teléfonos flexibles están de nuevo en el menú de la mano de Royole

Aunque hemos visto pantallas flexibles en los teléfonos Galaxy de Samsung, en el teléfono LG G Flex de 2013 y en la TV OLED que se enrolla la de LG de este año en CES, aún no hemos visto un teléfono que se pueda doblar por completo.

Una pequeña compañía con sede en Fremont, California, llamada Royole (y se pronuncia “royal”) espera acercarse más a ese momento. Ha desarrollado pantallas OLED superdelgadas, de unos 0.01 milímetros de ancho, flexibles, que se pueden enrollar e incluso batir como alas en el viento. También funciona en el hardware de un teléfono que utilice esas pantallas.

 

 

El diseño flexible del teléfono de Royole proyecta un dispositivo que se enrolle y que se pueda luego enderezar, como un teléfono y luego alrededor de la muñeca. Aunque el prototipo no estaba listo la semana pasada, Royole promete que su teléfono flexible llegará a la IFA en Berlín, que comienza esta semana.

Este concepto puede ser la nueva dirección para los teléfonos por venir, y podrían servir como el empujón de innovación que necesita la industria para vender más teléfonos ahora que las ventas se han ralentizado. Samsung, por ejemplo, supuestamente también trabaja en un teléfono con una pantalla OLED “irrompible” que también es flexible.

Aunque sus oficinas centrales están en California, Royole tiene fábricas en China y mayormente trabaja con otras compañías para poner sus pantallas flexibles en cualquier cosa, desde ropa y autos, hasta bocinas. Algunos productos ya se pueden comprar, como un sombrero de fieltro de US$900, con una pantalla alrededor de la corona. Otros, como el mencionado teléfono brazalete, siguen en desarrollo.

Eché un breve vistazo a las pantallas de Royole de cerca y, si bien no eran pantallas táctiles, sí eran brillantes y con una densidad nítida de 200 a 300 pixeles por pulgada. Asimismo, eran muy livianas. Una se agitaba constantemente con el viento de un ventilador que soplaba debajo de ella.

 

 

Hemos visto antes conceptos como el teléfono que se enrolla. En 2016, Lenovo mostró su teléfono concepto CPlus que pretendía hacer lo mismo. Combinando las funciones de su teléfono con la portabilidad de un dispositivo portátil, el CPlus se enrollaba alrededor de la muñeca y podías recorrer la pantalla con el dedo. Incluso en aquel entonces surgió el tema de los futuros teléfonos flexibles.

Además de Royole y Lenovo, grandes compañías de tecnología juegan con la idea. En estos días, tanto Samsung como Huawei trabajan supuestamente en teléfonos “enrollables”. Aunque los rumores sobre estos teléfonos dicen que tendrán dos pantallas una al lado de la otra, conectadas con una bisagra, como el ZTE Axon M, los fabricantes de teléfonos al menos están experimentando con las formas posibles.

Mientras todas estas compañías, grandes y pequeñas, compiten para producir estas pantallas flexibles y el hardware correspondiente, tu capacidad de comprar el primer teléfono flexible producido en masa quizá llegue antes de lo que pensabas.

 

Vía | CNET

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Noticias Tecnologia