Features

Manchester by the Sea y La La Land, indiscutibles favoritos para temporada de premios

Al fin ha llegado septiembre y, como es sabido por la mayoría de amantes del séptimo arte, este mes trae consigo el inicio de la carrera para alcanzar los más prestigiosos premios de cine del año. Es verdad que aún faltan muchos filmes por estrenarse y que una o dos sorpresas podrían esconderse volteando la esquina, pero no se puede negar el hecho de que muchos ganadores de los Oscars en años anteriores empezaron como favoritos en este mes. Spotlight es el ejemplo más reciente de eso, filme que se estrenó en el festival de Venecia el año pasado y que, a pesar de que se especuló que no alcanzaría el ansiado Oscar a mejor película, terminó venciendo a The Revenant y a The Big Short.

Este año tenemos dos claros favoritos que lentamente van acaparando toda la atención en los círculos de cine. El primero es Manchester by the Sea, película estrenada en el festival de Sundance de este año bajo la dirección de Kenneth Lonergan. El otro es La La Land, que tuvo su estreno en Venecia y es la más reciente propuesta de Damien Chazelle, a quien recordarán como el joven prodigio que hace un par de años dejó boquiabiertos a todos con su aclamada Whiplash.

Y no estoy siendo exagerado al aseverar que ambos filmes están ganando fuerte tracción. Los elogios son tan marcados que muchos comentaristas se están convenciendo de que no habrá otra película que logre tumbar a estos dos titanes.

Manchester by the Sea pareciera tener una pequeña ventaja inicial, aunque tal vez sea cuestión de perspectivas. El filme sigue la historia de Lee Chandler (interpretado por Casey Affleck), un hombre que regresa a su pueblo natal luego de que la muerte de su hermano lo obliga a encargarse de su sobrino Patrick (Lucas Hedges). La trama viene cargada de profundidad emocional que se ve multiplicada por las actuaciones de primer nivel que la acompañan. Casey Affleck es indudablemente el favorito para el Oscar a mejor actor, al menos por ahora. Los críticos parecen estar de acuerdo en que su historia es mucho más profunda y tiene una universalidad en su temática sobre la familia que la hará conectar de manera más palpable con al público, aunque su contendiente también tiene ventajas propias.

Empezaré revelando que La La Land es un musical. Lo sé, un musical no gana el Oscar a mejor película desde que Chicago venció a The Pianist en 2003; pero desde ese año no ha habido ninguno que haya recibido tanta aclamación como la propuesta de Chazelle. El filme sigue a una aspirante a actriz y a un músico de jazz (interpretados por Emma Stone y Ryan Gosling) que se enamoran y pronto deben enfrentarse a la realidad de una ciudad experta en destruir los sueños de quienes la habitan. Con enormes piezas musicales, una trama que podría ser vista como una carta de amor a la escena artística de Los Ángeles y una actuación de Emma Stone calificada como la mejor de su carrera, La La Land es una fuerza digna de considerar.

Pero aunque tenemos a los dos claros favoritos, otros filmes han ido alzando su perfil lo suficiente como para considerarlos posibles nominados al Óscar a mejor película. En esta segunda grada tenemos a Arrival (el filme de ciencia ficción de Dennis Villeneuve protagonizado por Amy Adams), Loving (filme de Jeff Nichols sobre la lucha de una pareja interracial por que su matrimonio sea reconocido) y Moonlight (película recién develada en Telluride sobre la vida de un hombre negro y su lucha por aceptar su homosexualidad). Otros filmes ya estrenados que hay que tomar en cuenta pero a los que les será difícil entrar incluyen: The Birth of a Nation, Sully y Nocturnal Animals.

Ahora demos un pequeño recuento de los filmes notorios que aún no se han estrenado, pues como les dije, las sorpresas siempre pueden llegar.

El más esperado entre estos futuros estrenos es indudablemente el nuevo filme de Ang Lee, Billy Lynn’s Long Halftime Walk. Como es sabido, Ang Lee se ha granjeado dos Oscars como mejor director (por Brokeback Mountain y por Life of Pi) pero hasta ahora ninguno de sus filmes ha ganado como mejor película. Su nueva propuesta, que tratará sobre la gira de un joven que acaba de volver de la guerra, podría ser la película que finalmente rompa esa racha. Su estreno está previsto para mediados de octubre en el festival de cine de New York, por lo que tendremos que ser un tanto pacientes.

Otras películas que aún no han visto la luz y que podrían generar discusiones son Fences (que se estrenará en diciembre y al parecer cuenta con una magistral actuación de Viola Davis), Passengers (filme de ciencia ficción que reunirá a Jennifer Lawrence con el director de The Imitation Game) y American Pastoral (el debut como director de Ewan McGregor, a quien tal vez recuerden como protagonista de Trainspotting).

A estas películas tal vez haya que agregar Silence, la nueva cinta de Martin Scorcese. El problema es que aún no estamos seguros si el filme se estrenará este año o el siguiente.

Sea como sea, todo indica que éste será otro año emocionante en la carrera por los Oscars.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
FeaturesCine

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com