Features

Conoce los nominados a mejor película animada en los Oscars

Este artículo apareció originalmente en Indiewire.

Dejando de lado a Inside Out de Pixar, los otro cuatro nominados en la categoría de mejor película animada son de bajo presupuesto, extranjeros y sin efectos especiales, con dos filmes hechos con stop-motion y dos dibujados a mano. El año pasado, cuando me quejé de que la película de Lego haya sido dejada de lado, un votante de la categoría me dijo que me acostumbrara a ver menos filmes estadounidenses nominados. Esto ayuda a explicar por qué la brillante película de The Peanuts quedó fuera. Sin embargo, el Oscar aún pertenece a Pixar y Disney, por lo que Inside Out es el indudable favorito.


Inside Out

1. Inside Out: La película más abstracta y adulta de Pixar fue un éxito creativo y comercial espectacular (el cuarto mayor éxito de taquilla del 2015 y el tercero en la historia de Pixar). Peter Docter nos lleva profundo dentro de la mente de Riley, una niña de 11 años, aunque ésta es en realidad la historia sobre cómo Alegría logra alcanzar madurez emocional a la vez que creció con su espíritu de inocencia intacto. Fue muy bueno el hecho de que se cambió al antagonista de Miedo a Tristeza, ya que ahí es donde nuestros más oscuros conflictos residen. El elaborado mundo colorido de parques de atracción e islas es un logro notable, tanto como lo es Alegría, quien literalmente brilla tanto como un foco efervescente. Y qué mensaje tan poderoso: Está bien ponerse triste. Eso hace que los momentos de felicidad sean mucho más significativos.


Anomalisa
2. Anomalisa: Charlie Kaufman y Duke Johnson se adentraron al género del stop-motion en una forma profundamente personal y adulta. Como todo el trabajo de Kaufman, el filme trata sobre intentos de superar el solipsismo e intentos por conectarse. Pero a pesar de que la película dividió a la comunidad de la animación, la Academia debería tener menos problemas para aceptar su historia y estética. La animación alcanza un delicado balance entre lo natural y lo artificial, sin intentar esconder los rostros imprimidos en 3D. Eso aumenta su fragilidad, especialmente durante la inolvidable escena de sexo, que tomó seis meses para ser grabada. Nunca una película en stop-motion ha intentado de esta forma explorar cómo se siente estar atrapado en nuestros cuerpos y realidades.

Shaun The Sheep Movie 3

3. Shaun the Sheep Movie: Aardman, uno de los estudios favoritos de la Academia, alcanza un nuevo pináculo en el mundo del stop-motion con su adaptación de su popular programa de televisión. No hay diálogo y por lo tanto hay más oportunidad para calidez y absurdo por medio de pantomimas. El aburrimiento de verano se convierte en una asombrosa aventura desde la granja a la gran ciudad. Trata sobre la buena y la mala paternidad y sobre no tomar todo en la vida por contado. El granjero se convierte en un exitoso estilista mientras las ovejas terminan en un refugio animal lleno de referencias a Hannibal Lecter y tropos de películas mudas. Y lo mejor de todo es que hay mucho para que los adultos puedan apreciar.


"Boy and the World"

4. Boy and the World: GKIDS eligió bien. Esta fábula brasileña dibujada a mano, del director Ale Abreu, se muestra como un suntuoso tapiz de un niño formado por palitos que experiencia un emocionante y devastador rito de pase. Rescatado de los restos de un documental sobre América Latina que Abreu planeaba realizar, hubo “casi una determinación urgente a la hora de dibujarlo”. Es un choque de opuestos políticos y personales a medida que el niño viaja desde los dibujos simples de su aldea a paisajes de campo hechos de algodón y finalmente a sectores industriales llenos de animales mecánicos, colores carnabalescos, fuegos artificiales y luces de neón parpadeantes. Todo esto acompañado del sonido de la samba y del hip-hop brasileño. El impacto visceral es sorprendente.


"When Marnie Was There"

5. When Marnie Was There: El otro nominado de GKIDS concluye de manera adecuada la destacada trayectoria de Estudio Ghibli con una nota misteriosa y meditativa (esperemos que sea sólo un hiato temporal). Está basada en la popular novela para jóvenes de Joan G. Robinson (una de las novelas favoritas de Miyazaki) y explora la magia y melancolía de la adolescencia con la tímida y artística Anna conociendo a la extraña y empática Marnie en los pantanos de un pueblo junto al mar. El director Hiromasa Yonebayashi no intentó hacer específicamente una historia de fantasmas, sino más bien una historia de amor. Como resultado, logra mostrar a través de la animación la calidez, los olores y el resto de sensaciones que Anna experimenta. Como despedida para Ghibli, logra una calidad más etérea con cielos nublados y hermosos paisajes.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
FeaturesCine