Features

Top 10 de las mejores películas del 2015

Creo que pocos pueden dudar de que el 2015 fue uno de los mejores años de la última década en lo que respecta a producciones cinematográficas. Desde secuelas a clásicos de ciencia ficción, dramas prestigiosos y violentos westerns, hubo algo para cada gusto. Este año también se vio caracterizado por el poco consenso que existió a la hora de señalar favoritos para la temporada de premios, lo que representa un testamento de la versatilidad de los filmes estrenados. Pero centrándonos en el tema de este artículo, llegó la hora de presentarles mi top 10 de las mejores películas que trajo consigo el 2015.

Vale la pena recalcar que esta lista está basada totalmente en mi opinión personal y que el hecho de que no haya incluido alguna película que muchos consideren buena no quiere decir que la misma me haya parecido mala. Al vivir en un país latinoamericano pequeño, muchos filmes no son estrenados aquí hasta muchos meses después de su estreno internacional, lo que me impidió disfrutar de unos cuantos filmes que quería ver (específicamente Anomalisa, The Big Short, Son of Saul y Brooklyn). En cambio, otros filmes se estrenaron en Latinoamérica o Estados Unidos este año; pero en realidad su estreno oficial fue en 2014, por lo que no califican para esta lista (como por ejemplo The Babadook); mencionaré un par de estos casos en mis “Menciones especiales”. Sea como sea, también espero oír su opinión sobre cuáles creen ustedes que han sido los mejores filmes del año. Tal vez podamos enterarnos de varias buenas películas que han pasado desapercibidas.

Como acotación final, entre las películas que han sido bastante mencionadas por los críticos pero que no entraron en mi lista están: The Martian (que casi entra), Room, Bridge of Spies, Shaun the Sheep, Star Wars: The Force Awakens, Black Mass, Ex MachinaBeasts of No Nation, Mr. Holmes, Victoria y Youth.

Sin más preámbulos, les dejo el top:

The Tribe y Güeros
Como mencioné en la introducción, estas dos películas no calificaron para mi lista porque su estreno local fue en 2014. De haber sido en 2015, ambas habrían entrado en el top. La primera es una producción ucraniana que sigue la historia de un muchacho que entra a un colegio para sordomudos. Una vez dentro empieza a relacionarse con un grupo de pandilleros que poco a poco lo introducen a un mundo de actos ilícitos. La película es famosa por no contener diálogo hablado y por no presentar subtítulos cuando los personajes hablan mediante lenguaje de señas, aunque les aseguro que no hacen falta. Es una macabra parábola sobre la naturaleza humana que seguramente dejará a más de uno con la boca abierta.

Güeros en cambio es un filme mexicano sobre un grupo de amigos que emprenden un viaje por la ciudad en medio de las protestas estudiantiles a finales de los ’90 en Ciudad de México. Aparte de tener un guión bastante respetable, el director Alonso Ruiz Palacios elige varias formas novedosas y del todo artísticas de contar la historia que hacen de este filme una experiencia memorable.

 

Tangerine
Una prostituta recorre las calles durante Noche Buena en busca del proxeneta que le rompió el corazón. Sea cual sea su reacción ante esa sinopsis, les aseguro que pocos lograrán escapar del encanto de Tangerine. Siendo por momentos graciosa, real, dramática, pero siempre en extremo divertida, esta película rompe esquemas en más de una manera.

 

Me and Earl and the Dying Girl
La película ganadora del máximo galardón en el festival de Sundance de este año, Me and Earl and the Dying Girl relata una historia tierna y divertida cargada de realismo e inteligentes referencias. Aunque la cinematografía es verdaderamente fantástica, es la trama (y sobretodo el final) lo que los dejará cautivados.

 

Spotlight
La favorita por default para ganar el Óscar a mejor película de este año, Spotlight es una película realizada de forma impecable y con actuaciones de primer nivel. La historia se centra en la investigación del Boston Globe que develó el encubrimiento que realizaba la Iglesia Católica sobre los abusos sexuales por parte de sacerdotes. Es admirable por presentar a sus héroes como humanos con errores y por no caricaturizar a los antagonistas, algo que no suele pasar con películas de este tipo (por ejemplo Philomena).

 

Carol
Con una de las mejores escenas finales que he visto en los últimos años, Carol es la película artística del año. Todo los dejará deslumbrados: la cinematografía, la vestimenta, la banda sonora y por supuesto las actuaciones. Tal vez Brokeback Mountain sea la película LGBTI por excelencia, pero esta historia de amor interpretada por Cate Blanchett y Rooney Mara no será fácilmente olvidada.

 

Inside Out
Pixar lo hizo de nuevo. Después de unas cuantas películas que se sintieron algo débiles en comparación a sus predecesoras, Inside Out nos recordó porqué habíamos puesto al estudio en un pedestal tan majestuoso en primer lugar. Con un guión inteligente, personajes profundos y momentos emotivos capaces de enternecer hasta al más frío de los espectadores, Inside Out se ubica alto en el panteón de clásicos animados.

 

The Revenant
Tal vez su trama propulsada por el deseo de venganza del protagonista resulte poco memorable, pero les aseguro que ver The Revenant es un verdadero deleite. No puedo contar la cantidad de veces que quedé sin palabras ante la hermosura de la cinematografía del filme. Las tomas de los paisajes parecen haber sido sacadas de los mejores documentales existentes y son prueba del talento de Emmanuel Lubezki. Leonardo DiCaprio y Tom Hardy dieron actuaciones bastante buenas, pero como les dije, la estrella del filme es la cinematografía.

 

Sicario
Para los que hemos estado siguiendo de cerca la carrera de Denis Villeneuve, no resultó ser una gran sorpresa lo excelente que fue su más reciente película, Sicario. Habiendo sido calificada por algunos como “Zero Dark Thirty fusionado con Traffic“, Sicario empaqueta una tensa historia que los tendrá al borde de sus asientos y donde las revelaciones y situaciones inesperadas no dejan de suceder. Emily Blunt da una respetable actuación, aunque Benicio del Toro se roba por completo la película.

 

The Hateful Eight
The Hateful Eight es una sádica y entretenida experiencia que mezcla exitosamente el género de misterio con el estilo característico de Tarantino. A decir verdad, los fanáticos del director ya sabíamos qué esperar de esta película. Aunque no la considero tan buena como Inglourious Bastards o Django Unchained, The Hateful Eight es una experiencia única para quienes puedan aguantar el gore del segundo acto.

Pueden checkear mi reseña completa de la película aquí.

 

Steve Jobs
Luego de ver la caída vertiginosa que tuvo Steve Jobs de la conversación sobre los Óscars de este año, pensé que el filme me decepcionaría, pero en realidad ocurrió todo lo contrario. Steve Jobs es una de las películas más tensas del año, y es extremadamente notable el hecho de que lo lograra tan sólo usando diálogos. Aaron Sorkin sabe bien que los verdaderos momentos impactantes de una historia son los que nacen a partir del drama humano, en base a emociones, conversaciones y resentimientos; y este filme es un logro total en ese departamento. Y no me hagan hablarles de la excelente actuación de Michael Fassbender.

 

Mad Max: Fury Road
¿Acaso en algún momento quedó en tela de duda qué filme se ubicaría en primer lugar? Mad Max: Fury Road es simplemente magnífica, una verdadera montaña rusa de adrenalina que representa la epítome de las películas de acción, digna de ser vista una y otra vez. Si eres fan de las películas de acción, Fury Road te dejará sin palabras; si no eres fan de este tipo de películas, ¡también lo hará! En pocas palabras, la vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo haciendo cualquier cosa que no sea ver Mad Max: Fury Road, la mejor película del año.

Pueden checkear mi reseña completa de la película aquí.


Si les gustó el artículo, no olviden checkear nuestra cobertura sobre las películas que están arrasando con los premios de cine aquí.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
FeaturesCine

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com