Reseñas de Peliculas

Reseña: The Hateful Eight

Cuando Quentin Tarantino aseveró a principios de 2014 que cancelaría la producción de The Hateful Eight debido a que el guión se había filtrado, muchos de sus fanáticos quedamos profundamente decepcionados. Sin embargo, casi dos años después aquí estamos, con el filme en cuestión recién estrenado y, al menos en lo personal, con la gran alegría de que Tarantino haya cambiado de planes. Pues a pesar de que The Hateful Eight no es la mejor película de la carrera del director, es uno de los mejores filmes del año.

La historia tiene lugar en Wyoming unos años después del final de la guerra civil estadounidense y sigue a John Ruth (Kurt Russell), un cazarecompensas que escolta a la peligrosa asesina Daisy Demorgue (Jennifer Jason Leigh) a ser ejecutada en un pueblo llamado Red Rock. Pronto se les une Marquis Warren (Samuel L. Jackson), otro cazarecompensas y ex comandante de la Unión que había conocido a John meses atrás, y Chris Mannix (Walton Goggins), hijo de un rebelde de la Confederación que asegura ser el nuevo alguacil de Red Rock. Cuando una fuerte tormenta les impide continuar, buscan refugio en la mercería de Minnie, aunque en el lugar sólo encuentran a un mexicano llamado Bob (Demian Bichir), quien les dice que Minnie y su esposo se marcharon y lo dejaron a cargo, junto a Oswaldo Morbray (Tim Roth), el verdugo de Red Rock, Sanford Smithers (Bruce Dern), un ex general de la Confederación, y Joe Cage (Michael Madsen), un vaquero en camino a visitar a su madre. A pesar de que todo parece estar en orden, las cosas se complican cuando empiezan a sospechar de que nadie es quien dice ser.

 

 

Como ya es de suponerse, la estrella más grande de la película es el guión. Tarantino tiene un indiscutible don para escribir diálogos tensos y emocionantes anegados de inteligentes referencias históricas, y en The Hateful Eight lo hace constantemente. Las bondades del guión, empero, van mucho más allá. Más que un western, el filme narra una historia de misterio más acorde a una adaptación cinematográfica de una partida de Clue que a cualquier otra cosa. Ir descubriendo poco a poco quien miente y qué relación existe entre cada uno de los sospechosos resulta emocionante y en muchos casos inesperado. Lo mismo ocurre con los plottwists. Incluso cuando las cosas parecen estarse calmando, Tarantino nos arroja un nuevo acontecimiento para ponernos los pelos de punta. Y aunque la primera mitad de la película se centra más en conocer a los personajes y establecer el conflicto principal, la segunda parte está llena de la violencia extrema y las muertes exageradas que son tan típicas de él.

Las actuaciones, como es costumbre en los filmes de Tarantino, fueron de primer nivel. Desde la rudeza de Warren, la ingenuidad de Mannix y la aparente elegancia de Oswaldo, había algo para cada gusto. La mejor interpretación fue sin duda la de Daisy Domergue. Leigh le dio una crudeza sadística a su personaje que hizo que varios de sus monólogos en la segunda mitad de la película ganaran una intensidad difícil de emular. Su diabólica actuación merece una nominación al Oscar, que sería la primera para Leigh, y tal vez inluso una victoria. Les aseguro que yo no me quejaría.

Hablando de Daisy, uno de los temas más mencionados en referencia a la cinta ha sido la violencia a la que es víctima a lo largo de la película; aunque a mi parecer el criticar ese punto desestima las particularidades de su personaje. Tomando en cuenta que todos los personajes importantes en la historia son hombres excepto ella, resulta obvio que la decisión de que fuera mujer no fue una coincidencia, y he ahí la clave. Todos los golpes que Daisy recibe no son causados por su género ni sirven como símbolo o recordatorio de la dominación del hombre sobre la mujer en la época, sino que son resultado directo de las acciones de Daisy. Es decir, si hubiera sido un hombre en vez de una mujer hubiera recibido exactamente el mismo trato, por lo que no lo considero sexista. Aparte de eso, el hecho de que Daisy haya sido el personaje más malévolo de la película resulta una buena forma de mostrar que la maldad no es una característica predominante en los hombres.

 

 

Otro de los puntos sobresalientes del filme fue su banda sonora. Compuesta por Ennio Morricone, la leyenda detrás de la música de clásicos como The Good, the Bad and the Ugly, Once Upon a Time in America y The Thing, la banda sonora tiene un aire misterioso con claros toques western que ayuda a acentuar aún más la relación simbiótica que ambos géneros tienen en el filme. No negaré que la he estado escuchando en Spotify por varias horas desde que vi la película.

Sin embargo, no todo en The Hateful Eight merece halagos. Es verdad que los guiones de Tarantino suelen estar centrados primero en diálogos para dejar en segundo plano la acción de la trama, pero en este caso el énfasis fue mucho más agudo. Una vez que se piensa al respecto, resulta extraño la cantidad de trama que la película posee, pues es relativamente pequeña en comparación a sus tres largas horas de duración. Esto no quiere decir que los diálogos de Tarantino sean aburridos (pues no lo son en lo absoluto), pero tampoco se puede negar que varias secciones de la primera parte del filme se sintieron innecesarias y no lo suficientemente jugosas como para que su presencia se viera justificada. Probablemente a esto se deba que no la considere tan buena como Inglourious Bastards o Django Unchained.

Otro punto que tal vez incomode a muchos es el sadismo de varios de los acontecimientos de la trama. Nuevamente, es Tarantino del que estamos hablando, así que muchos estamos acostumbrados al gore y a la violencia extrema que representan su más clara firma. Aún así, éste es probablemente el filme más oscuro de Tarantino, lo cual es decir bastante. Sea como sea, incluso en los momentos más sombríos del filme, el guión es tan brillante que al menos da reflexiones con qué distraer la mente, por lo que esto no será un problema para todos.

Veredicto: The Hateful Eight es una sádica y entretenida experiencia que mezcla exitosamente el género de misterio con el estilo característico de Tarantino.

8/10


Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Reseñas de PeliculasCine

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com