Features

Las diez mejores películas dirigidas por personas con menos de 25 años

Este artículo apareció originalmente en Indiewire.

La edad no es más que un número, y aquí hay diez de nuestros ejemplos favoritos de jóvenes directores que lo demostraron.

“The Evil Dead” (1981)

Sam Raimi tenía tan sólo 22 años cuando completó “The Evil Dead”. Primero dirigió un filme corto por menos de $2.000 llamado “Within the Woods” para persuadir a ejecutivos de Hollywood para realizar “The Evil Dead”. Raimi ha aseverado que les “imploró” para que le den los $100.000 necesarios para realizar la película, y eventualmente reunió $90.000 gracias a varios inversores. El resto es, desde luego, historia en el cine de terror, dado que dos secuelas adicionales fueron realizadas y una increíble fanaticada de culto nació alrededor de la franquicia. La carrera de Raimi despegó desde entonces, fue el cerebro detrás de las tres películas originales de Spider-Man, la segunda considerada como un clásico del género, y hizo otros grandes filmes, particularmente “A Simple Plan” en 1998.


“El Mariachi” (1994)

"El Mariachi"

Si alguna vez leíste el libro “Rebelde sin reparto: O cómo un director de 23 años con 7.000 dólares se convirtió en un jugador de Hollywood,” conoces por qué gran parte de la leyenda detrás de “El Mariachi” se deriva del hecho de que fue filmada por tan sólo $7.000 con un reparto de actores sin ninguna experiencia. El presupuesto fue tan bajo que Robert Rodríguez grabó la película sin sonido y luego lo incluyó durante la post-producción. Originalmente dirigida a un público mexicano, a Columbia Pictures le gustó tanto el filme que compraron los derechos del mismo en 1994, provocando júbilo en Rodríguez, que contaba en ese entonces con 24 años y había sido rechazado por cada distribuidor latinoamericano al que había contactado y estaba por dejar la película de lado. Su proyecto de pasión se convirtió en un éxito. “Mariachi” produjo dos secuelas y una fanaticada de culto que se extasiaba en ver pistoleros amantes de la guitarra disparándole a los villanos. La carrera de Rodríguez despegó con fuerza al convertirse en un buscado director para películas de acción, siendo sus más grandes logros “Sin City” o “Desperado”, dependiendo de a quién se le pregunte.


“Boyz ‘n the Hood” (1991)

Boyz N The Hood
Raimi es el director más joven de esta lista, pero John Singleton lo superó al convertirse en el director más joven de la historia en ser nominado a un Oscar, a los 23 años. Su clásica película “Boys ‘n the Hood” inició un flujo de películas influenciadas por Compton que se centraron en la parte política y dinámica de ser negro en Estados Unidos. “Do The Right Thing”, por supuesto, es la obra maestra incendiaria de este género -que vino antes de “Boyz”- pero Singleton cambió el panorama. Tal y como Ice Cube lo explicó hace poco, “Cuando hicimos ‘Boys ‘n the Hood’, nos sentimos como si estuviéramos enseñándole a América una parte de sí misma que no conocía”. Fue una película tremendamente importante, pues le enseñó al país que personajes como Dough Boy, que en la película dice “no sé, no muestro o no me importa lo que esté pasando en el barrio”, existían en todas partes, y que sus problemas eran tan importantes como los de cualquier otro. Es desafortunadamente relevante aún hoy en día, casi 25 años después.

“Clerks” (1994)

"Clerks"

Kevin Smith tenía 24 años cuando hizo su ahora icónica película sobre la Generación X. Cuando se estrenó, muchos pensaron que “Clerks” fue un golpe de suerte y que Smith sólo estuvo en el lugar correcto en el momento correcto; pero el director probó que todos estaban equivocados tres años después con “Chasing Amy”. Aún así, “Clerks” fue donde todo inició, y donde Smith tuvo la mayor libertad, tuvo de hecho tanta, que tuvo que hacer recortes para que pudiera recibir la clasificación R luego de que el corte original de la película recibiera una clasificación NC-17 por la MPAA. Grabada por tan sólo $27.575, el filme terminó consiguiendo cerca de 3 millones de dólares y moviendo al género indie hacia adelante en la década de los ’90. La trama es engañosamente sencilla, la de un cajero en un 7-Eleven que odia su trabajo y escupe fervientemente referencias de la cultura pop a diestra y siniestra mientras que clientes entran y salen de la tienda. Grabada en blanco y negro, Smith tuvo que vender una gran parte de su colección de comics, usar una porción de sus fondos para la universidad y gastar el dinero que había recibido del seguro por la pérdida de su auto, sólo para poder hacer la película.


“George Washington” (2000)

"George Washington"

David Gordon Green era tan sólo un director de 24 años cuando hizo “George Washington”, uno de los más importantes e impresionantes debuts de los 2000′. Con un estilo narrativo influenciado por Terrence Malick, un reparto de niños amateurs y un microscópico presupuesto de $42.000, Green emprendió un filme acerca de niños viviendo en el área rural de Carolina del Norte que tienen que hacer frente a una tragedia inesperada. Roger Ebert la puso en su top 10, así como muchos otros críticos que quedaron impresionados por la ambición visual del filme. Green terminó haciendo una carrera en el mundo del cine, siguiendo su debut con gemas como “Pineapple Express,” “All The Real Girls” y “Joe”. Green, ahora de 39 años, tiene la oportunidad de ser un contendiente legítimo en los Oscars con su reciente estreno “Our Brand is Crisis” en el TIFF.


“Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles” (1975)

"Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles"
Tienes 24 años, eres una directora de películas y estás a punto de estrenar un filme en 1975. Buena suerte. Chantal Ackerman venció todas las probabilidades y creó uno de los filmes feministas definitivos de los últimos 100 años. El filme es una muestra absolutamente surreal (y real) de la vida de una viuda de edad media haciendo sus actividades diarias, todo mientras se prostituye en un barrio de clase media de Bruselas. Inesperadamente, Jeanne tiene un orgasmo con uno de sus clientes, lo que desata una cadena de eventos impredecibles. El filme no se estrenó en Estados Unidos hasta 1983, pero su impacto ya se había sentido en el resto del mundo, donde el legado feminista de Ackerman tomó forma como un clásico incendiario. Hoy en día es considerado no sólo un evento cinematográfico importante, sino uno cultural también, abriendo paso a la manera en que las directoras pueden expresarse a sí mismas en su arte.

“Tiny Furniture” (2010)

"Tiny Furniture"

Hay una muy buena razón por la que el debut “Tiny Furniture” de Lena Dunham está en la colección de Criterion: es arriesgada y artística. El hecho de que fue escrita y dirigida por Dunham cuando sólo tenía 24 años la hace aún más impresionante. Dunham grabó la película en una Canon EOS 7D con un presupuesto de $65.000, con un reparto de actores desconocidos, algunos de los cuales terminaron actuando en su serie éxito de HBO “Girls”. El filme es tan autobiográfico como el resto de trabajos de Dunham, tanto en la pantalla grande como chica, centrándose en los problemas de una reciente graduada de universidad que parece no saber que quiere hacer ni con quien estar en la vida. Habiendo elegido a su propia madre y a su hermana para interpretar los roles correspondientes, el ojo y la cámara de Dunham la convirtieron en una clara directora anhelando libertad creativa.


“Mommy” (2014)

Xavier Dolan tenía tan sólo 24 años cuando estrenó “Mommy”, filme que rompió el récord de taquilla en su natal Quebec y le granjeó el premio del Jurado en el festival de Cannes, compartido con “Goodbye to Language” de Jean-Luc Godard. “Mommy” es una película fabulosa que muestra a una madre y a su hijo maniáticamente hablando de manera constante, con fuegos artificiales verbales que traen una crudeza a un filme original grabado arriesgadamente en un aspect ratio cuadrado de 1:1; una escena a mitad de la película explica brillantemente el porqué de esa decisión. Muchos han dicho que aún no hemos visto lo mejor de Dolan y que la mayoría de los directores alcanzan su máximo potencial mucho más tarde en sus vidas. El filme de Dolan es largo y tiene algunos errores que los directores sin experiencia suelen cometer, pero su ambiciosa visión lo compensa por completo.


“Citizen Kane” (1941)

"Citizen Kane"
El niño prodigio que fue Orson Welles. Un genio del teatro que sorprendió a todos los de su época, Welles era una comodidad costosa, rechazando oferta tras oferta en los años ’30 hasta que le dieron una propuesta que no pudo rechazar: Control artístico completo en actuación, guión, dirección y producción para cualquier filme que decidiera hacer. “Citizen Kane” fue el siguiente paso, una ardiente película que hasta este día sigue siendo considerada como una de las mejores jamás hechas. Es un filme tan innovativo que puede ser considerado como el más influyente de todos los tiempos. El hecho de que Welles tuviera 25 años cuando “Citizen Kane” se estrenó en el teatro Palacio en 1941 es impresionante y nunca antes visto para un filme tan revolucionario e icónico. El lado técnico del filme sorprende a casi todos, pero el hecho de que fue estrenado hace 74 años es incluso más sorprendente.

“Duel” (1971)

"Duel"

Cuando era joven, Steven Spielberg coqueteó con la idea de seguir una carrera en el mundo de la televisión. Firmó un contrato para dirigir cuatro películas para ABC, la primera de las cuales fue una adaptación de la novela de acción “Duel” de Richard Matheson, que fue inspirada por la terrorífica experiencia real del autor la noche en que JFK fue asesinado. Spielberg tenía sólo 24 años cuando tomó la historia del conductor psicótico que intenta botar a una persona (Dennis Weaver) del camino, que luego sería una influencia mayor para el filme poco valorado “Joy Ride” de John Dahl. Al joven Spielberg le pidieron que entregara algo barato y rápido con una duración de rodaje de tan sólo 13 días. El resultado final fue tan bueno que Universal tomó la distribución, le pidió a Spielberg que grabara unas cuantas escenas más, y luego la sacó en salas de cine internacionales. “Duel” es un thriller intenso y envolvente que ingresa de manera profunda en el inconsciente social y la cara oscura de Estados Unidos con tanta confianza que nunca imaginarías que el director tenía tan sólo 24 años.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
FeaturesCine