Game of Thrones

Reseña de Game of Thrones: “The Wars to Come”

No puedo negar la emoción que me embarga al estar escribiendo esto. Han pasado aproximadamente nueve meses desde la emisión del capítulo final de la cuarta temporada de Game of Thrones y, tomando en cuenta que ésta es sin duda alguna mi serie favorita por un gran margen de ventaja, las ansias por la nueva temporada me estaban matando.

Pero al fin llegó. Sí, la quinta temporada al fin llegó y lo mejor es que su primer episodio, The Wars to Come, nos reintrodujo de manera perfecta al cruel y emocionante mundo de Game of Thrones. Siento que ahora puedo morir en paz, sinceramente.

El episodio empieza con el flashback del que tanto hemos oído hablar en los últimos meses. En el mismo aparece una joven Cersei quien, en compañía de una amiga, busca a una bruja en un bosque para que lea su futuro. La escena fue perfectamente presentada y permitió entender un poco mejor la razón detrás de muchos de los actos atroces cometidos por Cersei. A fin de cuentas, el hecho que una persona sepa que todos sus hijos morirán y que una reina más joven la derrocará es aterrador para cualquiera. La estrella de esta escena, empero, fue Nell Williams (quien interpretó a la joven Cersei). Su actuación fue hipnotizante y dio un aire tan parecido al de Cersei, con sus manerismos y su actitud, que parecía haber nacido para interpretar el papel.

En King’s Landing, la Cersei adulta (Lena Headey) se portó fascinantemente prepotente durante el funeral de Tywin. Ya fuera con Jaime, Loras, Pycelle o Lancel, Cersei no podía dejar de descargar veneno. Sus escenas lograron el extraño equilibrio entre ser divertidas y serias a la vez, todo gracias a la sobresaliente interpretación de Headey. Sé que muchos no recuerdan a Kevan Lannister, el hermano menor de Tywin y padre de Lancel, pero el hecho de que regresara y que fuera interpretado por el mismo actor (Ian Gelder) fue un toque que aprecié bastante.

Del lado de Tyrion, nuestro parricida preferido, todo es mucho más complejo. Ahora lo ha perdido todo, pareciera que incluso sus ganas de vivir. Aunque al menos le queda Varys, con quien tiene dos largas conversaciones que ayudan a entender un poco más el plan de Varys de unirse a Daenerys y el papel que tiene pensado para Tyrion. A pesar de que sólo fueron dos conversaciones, ambas escenas fueron perfectas para establecer el viaje que emprenderá el personaje en esta temporada. Y estuvieron cargadas de humor, desde luego (empezando por el problema que resulta el tener que evacuar los deshechos físicos estando encerrado por semanas en una caja hasta la dicotomía entre beber vino hasta la muerte o apoyar la conquista del reino por la madre de los dragones).

Las escenas más débiles del episodio, a mi parecer, fueron las de Daenerys; y esto a pesar de que la cinematografía en Meereen fue bastante impresionante. La historia de la Khaleesi fue mal presentada, dando la impresión de que los guionistas crearon el conflicto de los hijos de la harpía con la exclusiva intención de que el personaje tuviera algo que hacer esta temporada (como lector del libro sé que éste no es el caso, pero aún así fue presentado de esta manera). El hecho de que la rebelión en Yunkai se haya resuelto prácticamente sola también se sintió bastante forzado, como si la serie hubiera estado preparando una historia compleja que al final decidió desechar por el más simple conflicto introducido en el episodio.

En el Vayle las cosas tuvieron un aire bastante introductorio. Por un lado Sansa y Littlefinger partieron con rumbo desconocido y por otro Brienne y Podrick tuvieron una sincera conversación respecto a su meta luego de que Arya escapara de sus manos. Sentí que Brienne tuvo un retroceso un poco molesto en su amistad con Podrick, parecía que los días de intentar echarlo habían terminado, pero al parecer continuarán. Sansa en cambio fue excelente. Su cambio de rumbo hacia una figura más madura y astuta siguió siendo bastante prominente, logrando sorprender incluso a Littlefinger con su habilidad recientemente ganada para controlar las cosas a su favor.

Y de este modo llegamos a Castle Black, el último sitio del que falta hablar. Aunque en lo personal debo admitir que nunca he sido tan fanático de la historia de Jon Snow como el resto, en este episodio las escenas brillaron con luz propia (la influencia de Lightbringer, supongo). Tener a Stannis, Davos y Melissandre ayudó a aumentar la percepción de importancia de esta historia, y la trama del capítulo en sí también fue bastante interesante. El hecho de que Stannis le haya pedido específcamente a Jon que intentara convencer a Mance Rayder de arrodillarse marca desde ya la importancia que el personaje está adquiriendo para la Guardia Nocturna.

Cada una de las conversaciones en Castle Black se sintieron así mismo profundas y bien ejecutadas, desde las pequeñas palabras entre Jon y Melissandre hasta la discusión entre Jon y Mance. El final fue bastante duro de ver, no tanto por la escena en sí, sino porque ver morir a Mance en la hoguera se sintió como el fin de una historia que no tenía porqué terminar así. El monólogo de Melissandre antes de prenderle fuego fue un perfecto recordatorio de todo lo que representa la bruja roja y el ver a Selisse y Shireen comtemplando el “espectáculo” también le dio potencia a la escena.

Y ahora toca esperar al siguiente episodio. Sé que muchos lamentaron el no haber visto a Arya en la premiere, pero en un episodio tan cargado de exposición, no podíamos pedir tanto. Otro punto que he visto alzarse en bastantes conversaciones es que el capítulo careció casi por completo de eventos “importantes”, pero aunque concuerdo con esto, el hecho de que incluso así el capítulo haya sido tan emocionante muestra lo bien hecha que está la serie y el nivel de integración que ha logrado con su audiencia. En un mundo que cada vez se parece menos a los libros en los que está basado, los productores de la serie han logrado crear un evento cultural que sobrepasa toda barrera y contagia de emoción a todo el que le da la oportunidad.

Veredicto: Aunque no está cargado de acción, The Wars to Come coloca suficientes bases sólidas como para emocionar a cualquiera sobre lo que está por venir.

7/10


Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Game of ThronesReseñas de Fréderic SinclairTV

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com