Reseñas de Peliculas

Reseña de Nightcrawler

Empezaré esta reseña diciendo “Jake Gyllenhaal”. Sí, ése es el nombre del protagonista de Nightcrawler, una curiosa película parte-comedia parte-thriller; aunque, a más de eso, Gyllenhaal es sin duda el centro de gravedad total del filme. Su interpretación de Louis “Lou” Bloom, un sociópata que vende videos de escenas de crímenes a un canal local y que poco a poco empieza a cometer actos bastante reprobables, es en resumidas cuentas hipnotizante. Su presencia es perturbadora, y da una imagen de inestabilidad tan marcada, que prácticamente en todo momento pareciera listo para saltar sobre la persona más cercana. Desde luego, una buena actuación logra poco si no tiene un guión que pueda darle lo necesario para lucirse; en este caso, empero, el guión de Dan Gilroy lo logra a la perfección, al menos en lo que concierne a Lou.

Al principio el filme nos introduce al protagonista de la historia, quien aparentemente busca dejar atrás una vida de pequeños robos para conseguir un empleo estable y que pronto descrubre el hambre que sienten los canales de televisión por videos de crónica roja. Lou es un personaje bastante peculiar y divertido (aunque no por las razones correctas). Si tuviera que describirlo usando una comparación, diría que es una especie de Sheldon Cooper, sólo que sin la super inteligencia y sin pizca de nada parecido a un sistema moral. Es extremadamente obsesivo y meticuloso, aparte de carecer por completo de empatía o respeto por los demás. Pero más allá de eso, es una persona bastante lógica y soñadora, como un niño ilusionado por alcanzar un dulce que tal vez a la semana olvide, aunque por el que haría lo que fuera mientras dure su interés.

Sus interacciones con el resto de personajes son los puntos más finos y graciosos del guión. Para Lou, cada situación debe ser cuidadosamente analizada antes de tomar una decisión. De este modo, toda interacción se convierte en una transacción gobernada por la lógica en que Lou siempre lleva la delantera, pues él es lo suficientemente listo como para saber que en una discusión lógica, tiene más posibilidades de ganar quien haya preparado la mayor cantidad de argumentos convincentes (ya sean basados en la extorsión o en los resultados de búsquedas en Google).

Hablando del resto del elenco, por un lado tenemos a Nina (interpretada por Rene Russo, esposa de Gilroy), la directora de noticias del canal de televisión que empieza a comprar los videos de Lou. Nina es la típica quasi-personalidad de televisión que se siente importante, pero que en el fondo sabe bien que sus fracasos la van poco a poco enterrando en el baúl del olvido. Cuando conoce al extraño hombrecillo que trae videos perfectos para aumentar la escasa audiencia del canal, se siente poderosa de nuevo. Aunque su ego le hace creer estar por completo en control de Lou, la dinámica del dúo pronto cambia cuando éste nota lo mucho que Nina depende del “producto” que él le ofrece. Lo asombroso del cambio es que ocurre en una sola escena, que fue indudablemente estupenda. Ver la actitud de Nina pasar de un marcado desdén a casi una súplica en tan poco tiempo, fue el más claro testamento al poder que la información tiene sobre las personas (aunque claro, normalmente nadie supone que alguien podría tomarse la molestia de pasar horas recopilándola obsesivamente).

El otro personaje es Rick (interpretado por el inglés Riz Ahmed), un joven con serios problemas económicos que pasa a trabajar como asistente de Lou. Rick es el típico muchacho que haría lo que fuera por dinero, con serios problemas de valoración personal y fácilmente manipulable. Lou lo sabe bien, aunque al mismo tiempo entiende la importancia del papel que tiene el muchacho en su operación, por lo que se esfuerza en “entrenarlo” para ser mejor. Es una relación bastante parecida a maestro-pupilo, y es en extremo graciosa. La preocupación en los ojos de Lou denota la seriedad con que se esfuerza por enseñar todo lo necesario a Rick, ya que, a fin de cuentas, es el camino más lógico.

Como dije al principio, el guión retrata al personaje de Lou de manera sensacional, aunque no tan bien la historia en general. En muchos momentos se sintió poco centrada y sin rumbo, como si fuera un montón de viñetas cuyo único enlace fuera la presencia del protagonista.

La película en sí puede ser interpretada como una crítica hacia el sensacionalismo de la televisión, aunque más marcadamente, hacia el capitalismo. Un mundo en que todo gira alrededor de producir dinero y en que su búsqueda es vista como la mayor aspiración, finalmente termina produciendo situaciones que, aunque no llegan al punto de ser ilegales, caminan en un borde muy estrecho. A fin de cuentas, todo es un producto. Y siempre habrá un Lou dispuesto a llevarnos el producto hasta la comodidad de nuestros hogares, sin importar qué tan fabricado sea.

Veredicto: Jake Gyllenhaal deslumbra en Nightcrawler, sin duda cementando su puesto como uno de los mejores actores a la hora de interpretar personajes inestables o con problemas psicológicos. El guión le da tantos momentos para brillar, que es difícil no ponernos de su lado.

banner7.5


Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Reseñas de PeliculasReseñas de Fréderic SinclairCine

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com