Reseñas de Peliculas

Reseña de Birdman

Alejandro González Iñárritu ha pasado a convertirse poco a poco en uno de los más destacados directores mexicanos. Aún están frescas películas como 21 Grams, Biutiful, o incluso Amores Perros; en las que un marcado pero a la vez hermoso pesimismo invadía fuertemente cada escena y diálogo. Tal vez se deba a eso que sus películas siempre tuvieron muchos detractores, pues los filmes de Iñárritu eran de los que había que ver con cabeza fría. Para Birdman, no obstante, el director cambió el paradigma de forma absoluta. Y hay que alegrarse al constatar que el cambio dio resultados, pues éste es sin duda el mejor filme de su carrera.

Hay tanto que alabar de la película que no sé exactamente por donde empezar. El filme narra el intento de Riggan Thomson (Michael Keaton), quien otrora interpretó el papel del famoso superhéreo Birdman, por ser reconocido como actor. Para esto escribe el guión, dirige y protagoniza una obra en Broadway basada en una historia de Raymond Carver. A medida que se acerca el día del estreno, la presión comienza a crecer sobre Riggan, quien además tiene que lidiar con su hija Sam (Emma Stone), una chica con una actitud quemimportista que salió hace poco de rehabilitación, y Mike Shiner (Edward Norton), un actor pretensioso obsesionado con darle realidad a las actuaciones teatrales. Aunque la trama suena un poco tediosa, está adosada con tantos momentos graciosos, que resulta perfectamente comprensible que el filme haya terminado en la categoría de mejor película cómica en vez de la de drama en los Golden Globes.

Tanto Keaton como Norton se llevan sus roles. Es bastante curioso el hecho de que Keaton encaje en su papel no sólo por su actuación, sino por su propia experiencia de vida, habiendo sido el actor que interpretó a Batman en las adaptaciones dirigidas por Tim Burton para luego pasar al olvido. En lo referente a Norton, al principio dio la impresión de que se robaría la película, pues a diferencia del papel de Keaton, el suyo requirió que arrancara con toda la fuerza posible desde el primer momento que aparece en escena. Sin embargo, aproximadamente a la mitad del filme, tuvo lugar la que sin duda se convirtió en mi escena favorita de toda la película: cuando Riggan comienza a destrozar su camerino luego de una acalorada discusión con Mike. La escena fue tan buena, que sentí al instante unas ganas sobrehumanas de pararme y comenzar a aplaudir, o al menos de verla una y otra vez para disfrutar de cada detalle de la genialidad de la misma. Sí, así de buena fue la actuación de Keaton en ese momento.

Norton, como ya había mencionado, también estuvo excelente. La energía que le trajo a sus escenas le quedó como anillo al dedo al tipo de actuación que se requería de él para hacer su presencia en la obra tan indispensable como la trama lo exigía. Emma Stone también tuvo su momento para brillar, aunque no tuvo tanto tiempo de cámara como para ser notoria. La única actuación que no me convenció fue la de Nami Watts. A pesar de que tampoco apareció por mucho tiempo, ninguna de sus escenas me transmitió lo necesario como para dejar en mí una impresión más allá de un “al menos hace su trabajo”.

Pero dejando las actuaciones de lado, es hora de discutir la parte técnica. Como de seguro habrán oído, una de las características más distintivas del filme es el hecho de que aparenta haber sido grabado en una sola toma. Aunque en primera instancia podría parecer raro o podría ser visto como un intento riesgoso por experimentar con las tomas, es sin duda uno de los puntos más fascinantes de la película. El poder seguir a los personajes principales a medida que interactúan entre sí y luego saltar a otros cuando entran en el marco visual de la cámara es lo más parecido que una película nos puede dar a la experiencia de una montaña rusa a través de la visión del director. El mundo de Birdman siempre se siente vivo, lleno de acontecimientos dignos de ser vistos y el efecto creado por la toma nos hace experimentarlo de primera mano. La cámara pasa a ser un personaje más de la película, y hay que decir que uno de los mejores, todo gracias a Emmanuel Lubezki, el cinematógrafo. Si esto no merece un Oscar para su respectiva categoría, entonces no sé qué podría merecerlo.

La música también fue genial. El baterista mexicano Antonio Sánchez creó una banda sonora que se ajusta espléndidamente a cada momento en que es tocada. Es sinceramente una pena que la misma haya quedado descalificada de los Oscars. Para los que no hayan oído del tema, la Academia decidió descalificarla porque la película hace uso de música clásica en adición a la compuesta por Sánchez, de este modo incumpliendo una de las normas para la categoría. En lo personal me parece una regla bastante injusta, pues éste es uno de los casos en que resulta claro que un tecnicismo termina perjudicando a una obra que merecía ser reconocida.

Otro reconocimiento también merece el guión, escrito por Iñárruti en colaboración con Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo. Es gracias al mismo que los actores pueden brillar, y está escrito de manera en extremo ingeniosa, lleno de frases contrarias listas para ser citadas. Pues a fin de cuentas, Birdman es una sátira a varios aspectos del mundo cinematográfico, tanto a los mega-blockbusters de Marvel o DC Comics como a los filmes en extremo artísticos. Y aún así, es un filme tan fascinante y accesible, que puede ser disfrutado plenamente por amantes de todo género. Sinceramente, si el próximo filme de Iñárruti resulta ser tan bueno como Birdman, cuenténme entre sus fanáticos. Habrá que estar atentos a su carrera de hoy en adelante.

Veredicto: Birdman es simplemente excelente, sin duda una de las mejores películas del año. Las actuaciones de Michael Keaton y de Edward Norton, así como su singular cinematografía, son sus puntos más loables.

banner8.5


Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Reseñas de PeliculasCine

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com