Reseñas Videojuegos

Reseña de Game of Thrones – A Telltale Game Series: Episodio 1

Cuando se hizo el anuncio de que Telltale, la exitosa desarrolladora que creó el aclamado juego de The Walking Dead, estaba desarrollando un videojuego sobre Game of Thrones, mis esperanzas de que la saga de George R. R. Martin recibiera el tratamiento en el mundo de los videojuegos que se merece creció considerablemente. El último juego basado en Game of Thrones que jugué fue un RPG salido a la venta hace un par de años y desarrollado por una empresa francesa sin títulos que hayan sonado más allá de lo suficiente como para mantenerla en pie. El videojuego que crearon tenía una historia interesante, aunque todos los demás aspectos fueron dolorosamente terribles. No podía creer que un universo tan rico e inolvidable hubiera sido desperdiciado de semejante modo.

Pero gracias a los siete, esta vez las cosas han cambiado, y debo admitir que decir que cambiaron para bien no expresaría a cabalidad el alcance y visión de este videojuego. Con el primer episodio, Telltale ha logrado reproducir con una exactitud sorprendente todo lo que hace de Game of Thrones una de las mejores series de televisión en la actualidad. Cada escena y conversación dejan entrever una meticulosidad por trascender difícil de ver en otros videojuegos, a más de mantener la misma atmósfera de la fuente original. A medida que transcurrían las dos horas que duró este episodio, no pude evitar sentir que la trama era digna de haber sido ideada por el mismo George R. R Martin.

Debo advertir que el juego está pensado para los fanáticos de la serie o de los libros. Cualquier persona que no sea familiar con la trama general de la historia, no podrá entender muchos de los eventos que se mencionan ni podrá apreciar el esmero puesto en replicar las personalidades de los personajes de la serie que hacen apariciones en el juego. Por cierto, en este episodio hubo cuatro de ellos: Cersei Lannister, Tyrion Lannister, Margeory Tyrell y Ramsay Snow/Bolton. Vale recalcar que la voz cada uno de ellos fue interpretada por los actores originales.

Estos personajes recurrentes son uno de los puntos con los que Telltale logra brillar. La conversación en el cuarto del trono con Cersei, por ejemplo, fue uno de los momentos más tensos de todo el episodio, a pesar de no ser más que una conversación que para Cersei no debía de ostentar trascendencia alguna. He ahí la genialidad del guión, pues la tensión nacía de cada palabra que salía de la boca la reina, las mismas que resultaban al mismo tiempo tan familiares y temibles que encajaban como pieza de rompecabezas en la imagen ya existente del personaje.

Ramsay fue otro éxito. El psicopático hijo del Guardián del Norte mostró en cada interacción que tuvo toda la crueldad que lo caracteriza. Su sola presencia lograba causar terror, tanto en el resto de personajes como en el propio jugador. En cuanto a los modelos de los personajes, todos fueron bastante buenos. El modelo de Tyrion, en particular, fue muy bien hecho. Con la única que tuve ciertos reparos fue con Margeory, quien lucía un tanto extraña. A veces no podía reconocer si su rostro expresaba enojo o complacencia.

Pero ahora centrémonos en la Casa Forrester, los protagonistas del juego. A lo largo del primer episodio controlamos a Gared Tuttle (escudero de Lord Forrester), Ethan Forrester (tercer hijo de Lord Forrester) y Mira Forrester (hija mayor de Lord Forrester). La narrativa se desenvolvió de manera muy parecida a la forma en que están diseñados los episodios de la serie: vamos “saltando” de personaje en personaje a medida que avanza la trama. De los tres personajes, el que más me agradó fue Ethan. Las decisiones que tuvo que tomar me parecieron ser las más complejas, debiendo poner en la balanza constantemente el honor y la astucia para intentar salvar a su familia. La historia de Mira también me gustó, principalmente porque gracias a ella fue que pudimos ver King’s Landing y participar de la interminable guerra de poder entre Cersei y Margeory. Espero que posteriormente aparezca Oberyn Martell, sería interesante verlo desde una nueva perspectiva. El último personaje, Gared, fue el que trajo la mayor cantidad de acción a la historia. Aunque su trama no trajo grandes sorpresas, nos dio varias muertes y sangrientas peleas en que había que actuar rápidamente para sobrevivir.

Antes de proseguir, debo hacer una confesión: este es el primer título de Telltale que juego. Por A o B razones, siempre he pospuesto el jugar The Walking Dead. A pesar de esto, sabía muy bien de las mecánicas de los juegos que desarrolla la compañía. En Game of Thrones, constantemente tenemos que tomar decisiones que van generando cambios palpables en la historia. Aunque en este episodio no se pudo crear una gran diferencia (pues la historia era demasiado corta para ello, además de ser apenas la introducción), la promesa de una historia personalizada para los capítulos posteriores es muy tentadora. Cada vez que hay que tomar una decisión, aparecen las distintas opciones junto a una barra de tiempo para poder responder. Este es un toque bastante bueno, pues aumenta la tensión al tener que tomar decisiones rápidas e impide que las conversaciones pierdan su naturalidad con pausas prolongadas. Las únicas ocasiones en que el juego da más tiempo, son justamente las decisiones que se supone que el protagonista debe pensar detenidamente. Es una mecánica bastante inteligente.

En lo personal es un poco difícil poder poner una calificación a un juego como éste. Si sólo midiera la trama, este episodio sería casi perfecto, no sólo por su excelente historia, llena de giros inesperados y duras decisiones, sino también por las impecables actuaciones de todos los actores que dieron sus voces y por haber creado en tan sólo un par de horas personajes inéditos lo suficientemente profundos como para poder identificarnos y crear empatía con ellos. Sin embargo, también hay que medirlo como un videojuego en sí, y de ese lado el tema es bastante subjetivo, pues el estilo de Telltale podría aburrir a muchos jugadores acostumbrados a juegos tradicionales. Otra cosa a tomar en cuenta es, como dije al principio, la falta de apertura que hay para jugadores que no hayan visto la serie o leído los libros. Ellos sin duda tendrán una experiencia muy inferior al resto de nosotros.

No diré ni un spoiler de la trama, aunque aún así debo señalar que el final del episodio fue… memorable. Es una experiencia que todo fan de <em”>Game of Thrones debe vivir. Al terminar no podía dejar de atormentarme pensando en qué pude haber hecho para que las cosas salieran diferente. El saber que cada desición que se tome abre nuevas posibilidades para que cosas terribles pasen de seguro quitará el sueño a muchos. En fin, ¡Valar Morghulis!, supongo. <em”>Sólo queda disfrutar de la experiencia, y rogar que podamos jugar al juego de tronos mejor que Robb Stark o su padre.

Veredicto: El primer episodio de Game of Thrones nos introduce de manera magistral a la mejor adaptación que podíamos esperar de la saga. La historia es inesperada, dura, traumática y energizada por actuaciones impecables. En pocas palabras, ésta es una experiencia tan memorable como la serie.

banner9

Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
Reseñas VideojuegosReseñas de Fréderic SinclairVideojuegos

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com