TV

Reseña de The Flash: “Plastique”

La vida de un superhéroe es bastante complicada. Normalmente deben ocultar su verdadera identidad, terminan poniendo en riesgo a sus seres queridos y ocupan cada segundo de sus vidas en salvar a otros. Todo esto es soportable al pensar en lo genial que debe ser el tener superpoderes. Pero cuando ni siquiera puedes emborracharte, entonces ya tenemos un gran problema. Y al parecer éste será un problema que no podrá solucionar el pobre de Barry, quien descubrió que su acelerado metabolismo le imposibilita volver a sentir los placeres y lamentos del borracho.

Aparte del dilema sobre el alcohol, Plastique nos trajo varias escenas interesantes y un par de personajes notorios. El “monstruo de la semana” esta vez fue Bette Sans Souci (apodada Plastique por Cisco), una joven ex-soldado que podía hacer explotar todo lo que tocaba a causa del desastre del acelerador de partículas. No obstante, Plastique fue sustancialmente distinta a villanos pasados; exceptuando por su supuesto al Capitán Cold, que ni siquiera hizo uso de la convención. Para empezar, Bette no era técnicamente una villana, sino más bien una víctima de la situación, tratando de hallar la forma de regresar a la normalidad. El verdadero villano del episodio fue el general Eiling, un viejo militar a quien no le importaba usar métodos reprochables con tal de obtener su objetivo.

El general Eiling fue sujeto de varios clichés. Esencialmente, fue un personaje con prácticamente cero personalidad, un típico “villano” sin ningún otro papel que hacer todo aquello que el héroe encuentra incorrecto. La institución militar en sí también dio una imagen convenientemente “malvada”. Todo indica que el general Eiling volverá en capítulos futuros a la serie, así que espero que reciba un poco más de profundidad por parte de los guionistas.

Por su lado, el equipo en los laboratorios STAR tuvo un buen capítulo. Los momentos incómodos y graciosos estuvieron a la orden del día, empezando por la reacción de Cisco cuando se arruinó el traje de Barry, sus extrañas interacciones con Bette y los poco comunes hobbies de Caitlin. El hecho de que Bette no haya rechazado a Cisco porque no le atrajera, sino por el miedo que sentía de lastimar a otros ejemplarizó de buena manera los dolorosos conflictos internos que atravesaba Plastique. El doctor Wells se mostró en cambio mucho más antagónico. El consejo que le dio a Bette dio a entender que Wells está más dispuesto a dar a conocer sus intenciones en comparación a capítulos anteriores. Al final tuvimos una pequeña muestra del gorila Grodd, que de seguro aparecerá pronto como otra amenaza para Barry.

Sé que la semana pasada critiqué los sentimientos de Barry hacia Iris al considerarlos infantiles e inmaduros, pero esta semana el tema me pareció mucho mejor tratado. La escena en la terraza entre “la mancha” e Iris me gustó bastante. Es verdad que es una escena aparecida en incontables historias de superhéroes en el pasado, pero en este caso no creo que ese hecho le haya quitado ni una pizca de la ternura y emoción del momento. La voz cibernética de Barry y los movimientos que hacía para no dejarse ver el rostro fueron un gran toque. La reacción de Joe cuando Barry le contó sobre esta nueva habilidad fue demasiado divertida, así como el momento en que Joe le confesó que desde hace años sabía de sus sentimientos hacia su hija. Percibí algo de apoyo en las palabras de Joe, como si en caso de que la decisión entre Barry y Eddie hubiera dependido de él, habría elegido con los ojos cerrados a Barry como novio de Iris.

Los efectos especiales volvieron a sorprender, en especial al final del episodio. La explosión en el agua y la rapidez con que Barry corrió para escapar de la misma fueron un verdadero festín visual. No miento al decir que los efectos especiales de The Flash no dejan nada que envidiar a muchos blockbusters. No obstante, algunas cuestiones un tanto absurdas llamaron mi atención. Por ejemplo, no le encontré sentido a que Barry dijera que no tenía tiempo para llevar a Plastique lejos de la ciudad si al final de todos modos esperó mucho tiempo antes de decidir llevarla a la bahía. Así mismo, en ocaciones pareciera que Barry corre lo suficientemente lento para que otros lo vean cuando es conveniente para la trama, con esto me refiero a que hay veces en que Barry corre y se ve el efecto de velocidad como rayo, aunque en realidad avanza muy lentamente si tomamos en cuenta el tiempo que tarda en desaparecer de la línea visual del resto de personajes.

Veredicto: Plastique introdujo un par de personajes nuevos que ayudaron a construir un interesante episodio. Los diálogos cómicos y el desarrollo de la trama con Iris también ayudaron a moldear positivamente la historia.

The Flash se transmite todos los martes por The CW. Para estar al día con mis reseñas, no olviden seguirme en Twitter a la cuenta @frederic_ed

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Categorías
TV

Un poco político, feminista, escritor y geek. Sígueme en Twitter: @frederic_ed o escríbeme al correo freddy_agosto31@hotmail.com